nav
Martes 25 de Abril de 2017

Cristiana condenada a prisión por realizar estudio de la Biblia

La cristiana Ma Huichao fue detenida y condenada a tres años de prisión por los cargos de “reunir una multitud para perturbar la paz pública”, de acuerdo con las autoridades chinas.

  • Persecuciones    
  • 4 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – Una mujer china de la región occidental de Xinjiang fue condenada a tres años de prisión por haber llevado a cabo un estudio de la Biblia. La acusación de las autoridades locales indica que la cristiana Ma Huichao “reunió a una multitud para perturbar el orden público”.

‘China Aid’, es la que ha estado informando sobre los abusos de los derechos humanos y la persecución en la nación más poblada del mundo, esta dijo que el domingo la mujer fue arrestada por la policía junto con otros cuatro cristianos, todos fueron acusados ​​por las autoridades de Partido Comunista por estudiar la Biblia sin la aprobación del gobierno.

Al parecer, su abogado no se le permitió declarar la inocencia de Ma Huichao y se aplicó la pena de prisión de tres años contra la mujer el pasado viene 30 de diciembre de 2016.

China ha reprimido y sancionado a las iglesias subterráneas que no son gubernamentales, porque realizan reuniones (servicios de culto y estudios de la Biblia), sin el permiso de gobierno, por lo que han detenido a cientos de pastores y miembros de congregaciones en los últimos años con acusaciones como la de Ma Huichao “alterar el orden público”.

Ley y opresión

El Segundo Proyecto de Reglamento Revisado sobre asuntos religiosos, que entró en vigor en octubre de 2016, dice que China prohíbe “organizar a los ciudadanos a participar en alguna formación religiosa, conferencias y actividades en el extranjero”, también está prohibido “predicar, organizar actividades religiosas y establecer instituciones religiosas o ‘lugares religiosos en las escuelas” y “proporcionar servicios religiosos en internet”.

El Partido Comunista también ha eliminado las cruces de las de las iglesias, alegando que la visualización de los objetos en los templos es una violación a las normas de construcción del país. Sin embargo, los grupos que se dedican a la defensa de los cristianos, dijeron que esto es parte del esfuerzo del régimen comunista de suprimir el crecimiento del cristianismo en el país.

“El gobierno quiere controlar todo, incluso las formas más pequeñas”, dijo un pastor, identificado como Zhou. “Esta revisión reducirá aún más la posibilidad de aflojar el control religioso en China, por lo que es imposible”.

Varios cristianos fueron detenidos a lo largo de octubre y noviembre, estos fueron acusados de pertenecer a “cultos malignos”, aunque los acusados ​​han negado los cargos.

‘China Aid’, dijo que el número exacto de prisioneros no se ha determinado, aunque algunos han sido liberados.

Otros cristianos también fueron detenidos y acusados ​​de “lavado de cerebro” en niños, por haberles enseñado sobre el cristianismo, como fue el caso de dos profesores en Xinjiang en agosto.

“La ley china prohíbe la enseñanza de la religión a menores de 18 años,  la creencia es de que la fe es un lavado de cerebro peligroso  y los niños deben ser protegidos”, explicó ‘China Aid’.