nav
Jueves 27 de Julio de 2017

Evangelistas detenidos y multados por predicar que “sólo Jesús salva”

El Tribunal de Magistrados de Bristol que juzgó el caso esta semana, condenó a los dos predicadores a pagar una multa de 300 libras cada uno (alrededor de 368 dólares). Como perdieron el caso tendrán que soportar los costes legales

  • Persecuciones    
  • 2 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

REINO UNIDO, INGLATERRA. – Dos evangelistas fueron detenidos por la policía para luego comparecer ante un tribunal en Inglaterra, ellos fueron acusados de promover el desorden público y la intolerancia religiosa. En julio del año pasado, Michael Overd, de 52 años de edad, y el estadounidense Michael Stockwell, de 50 años de edad, predicaron en las calles de Bristol, cuando fueron desafiados por un grupo de personas, entre ellos varios musulmanes.

En medio del debate, los predicadores dijeron que Alá “no existía” y que todos los musulmanes irían a “arder en el infierno”. Eso fue suficiente para que fueran reportados. Cuando las autoridades llegaron, detuvieron a los predicadores para que declararan en la comisaría. Después de escuchar a los testigos, se inició el procedimiento contra ellos.

El Tribunal de Magistrados de Bristol que juzgó el caso esta semana, condenó a los dos predicadores a pagar una multa de 300 libras cada uno (alrededor de 368 dólares). Como perdieron el caso tendrán que soportar los costes legales, por un total de 3.372 £ (unos 3547 dólares).

Durante el juicio, que duró cuatro días, Ian Jackson, fiscal del caso, argumentó que no deberían anunciar que “Jesús es el único camino a Dios”, pues “eso no puede ser verdad”.

Adrian Clark, un tercer evangelista, fue detenido, pero con el tiempo fue libre del juicio por falta de pruebas en su contra. Antes de la corte de justicia, el principal argumento de los dos evangelistas es que ejercían su libertad religiosa, porque sólo hablaban lo que había en la Biblia. Los registros muestran que Stockwell citó las palabras de Jesús en la Biblia: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, para decirle a la gente que se enteraran de que no podían confiar en su religión para ir al cielo.

El argumento del fiscal es que no pueden proclamar lo que “creen que es verdad”. También se planteó que el contenido de su predicación era “homofóbico” y “islamofóbico”.

Para Overd este fue el segundo juicio de este tipo, ya que en 2014 fue acusado de “ofender al islam” cuando denunció públicamente que Mahoma se había casado con una niña de 9 años.

La ONG Christian Concern que defendió a los evangelistas en el caso, recurrirá a la sentencia. El abogado Michael Phillips llamó la acusación “una herejía moderna de juicio – disfrazado como un caso de orden público”.

Andrea Williams, que dirige el Centro Cristiano legal, criticó la decisión de la corte declarando que citar la Biblia es “discurso de odio”. “La Biblia y sus enseñanzas son la base de nuestra sociedad y proporcionan muchas de las libertades y protecciones que todavía disfrutan hoy en día”.

Por lo tanto, es increíble que el juicio hable en nombre del Estado, se puede decir que la Biblia contiene palabras abusivas, que, de ser anunciadas en público, constituyen un delito”, lamentó, según publicó la BBC.