nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

“Orar no es crimen”, dicen cristianos tras ser cerradas sus iglesias en Egipto

Las autoridades del sur de Minya (Egipto) ya han cerrado tres iglesias en diferentes aldeas por lo que los cristianos han protestado contra la persecución que sufren desde hace años.

  • Persecuciones    
  • 2 nov 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EGIPTO.- Tras el cierre de varias iglesias en las últimas semanas, los cristianos coptos en el sur de Egipto renovaron sus llamamientos a las autoridades locales aponer fin a la discriminación.

Dos iglesias en dos aldeas separadas de la provincia del sur de Minya fueron cerradas por las autoridades, según denunció una declaración de la diócesis de Minya. El comunicado oficial dijo que los cristianos fueron acosados ​​en ambas iglesias y atacados con piedras en una de ellas.

“Nos quedamos callados por dos semanas después del cierre de una de las iglesias, pero debido a nuestro silencio la situación empeoró … es como si la oración fuera un crimen por el que los coptos debían ser castigados”, afirmó el comunicado, que fue lanzado en el comunicado.

Una tercera iglesia fue cerrada tras rumores de un ataque pendiente, pero la diócesis dijo que ningún ataque ocurrió y la iglesia permanece cerrada.  El portavoz de la directiva de seguridad de Minya no quiso comentar el asunto. La oficina del gobernador tampoco respondió inmediatamente a una petición de comentario sobre la cuestión.

Los cristianos coptos, que representan el 10 por ciento de la población egipcia de casi 95 millones, dicen que han sido perseguidos desde hace años.

Muchos sienten que el Estado no toma en serio esta situación.

Sin embargo, los coptos son partidarios del presidente Abdel Fattah al-Sisi, que prometió “aplastar el extremismo islámico y proteger a los cristianos”. Él declaró un estado de emergencia de tres meses tras dos bombardeos a iglesias, ocurridos en abril y que han sido renovados desde entonces.

Aunque el Estado islámico ha librado una guerra de bajo nivel contra soldados y policías en la península del Sinaí, en Egipto, el grupo terrorista intensificó su ataque a civiles cristianos en el continente.

En un ataque reivindicado por el grupo en mayo, hombres armados emboscaron a un grupo de cristianos coptos que viajaban a un monasterio en Minya, matando a 29 personas e hiriendo a 24.

[ Fuente: Christian Today ]