nav
Jueves 21 de Junio de 2018

Con aumento de cristianos en Chile, indígenas pasan a incendiar iglesias

Los atacantes tienen como objetivo las iglesias de la tribu ancestral mapuche, que hoy están formada por el 87% de cristianos.

  • Persecuciones    
  • 28 dic 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

SANTIAGO, CHILE.- Un grupo indígena está atacando e incendiando iglesias en Chile. Debido al aumento del número de cristianos en la región de Araucanía, que se encuentra al sur de la capital Santiago, los radicales Weichan Auka Mapu ya acabaron con 27 congregaciones.

Según informaciones de la organización Puertas Abiertas, el grupo defiende los derechos de los mapuches, una tribu ancestral que vivía en el país antes de la colonización española.

Actualmente, los mapuches están formados por el 87% de cristianos, entre católicos y protestantes.

Entre 2015 y 2016, 20 iglesias fueron quemadas por el grupo radical. Y este año, otras siete fueron víctimas del ataque. Además de perjudicar a los cristianos que se reunían en las iglesias, la sociedad fue perjudicada, pues los locales servían también como escuelas y refugios para personas desplazadas debido a los desastres.

Las iglesias acababan ayudando a los propios mapuches. Juan Mella es el presidente del consejo de pastores de la región y pastor de una iglesia quemada en julio. Él recuerda claramente el momento en que su iglesia de madera se volvió un montón de cenizas.

Según Puertas Abiertas, ella había sido construida hace 15 años con dinero levantado por los propios fieles.

A pesar de la gravedad de los ataques, sólo uno fue más notorio. Hombres enmascarados invadieron el culto del domingo de una iglesia y la incendiaron. Este caso fue el único que resultó de encarcelar a los radicales. Cuatro hombres fueron detenidos y están siendo investigados por posible conexión con el Weichan Auca Mapu.

El grupo extremista todavía exige la liberación de prisioneros mapuches y reivindica la autoría de los ataques. Ellos dejaron un mensaje escrito en la iglesia: “Cristianismo, cómplice de la represión del pueblo mapuche”.

En septiembre de este año, otras cuatro iglesias fueron quemadas y otras congregaciones, amenazadas. Tal acción hizo que la policía colocara guardias en las dos iglesias de la región. El abogado de acusación de los cuatro detenidos, Luis Torres, comenta: “Además de los ataques, hay folletos que dejan con sus exigencias y justificaciones del comportamiento”.

La abogada de defensa, Pamela Nahuelcheo, presionó al gobierno que a su vez decidió que los hombres serían acusados ​​sólo por incendio y no por terrorismo, en octubre. Desde entonces ha habido dos audiencias.

En una nota, el consejo de pastores de Araucanía comentó: “Es responsabilidad del Estado garantizar que eventos como éstos no ocurran nuevamente, asegurando que la justicia sea hecha a los responsables, así como protegiendo a las víctimas y garantizando que la iglesia sea reconstruida”.

[ Fuente: Portas Abertas ]