nav
Sábado 26 de Mayo de 2018

Milicias islámicas masacran a moradores e incendian 15 aldeas cristianas

“El ataque ocurrió a plena luz del día, cuando la gente iba a la iglesia. Ellos persiguieron y mataron a los moradores”, dijo un testigo.

  • Persecuciones    
  • 20 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

ADAMAWA, NIGERIA.-  Miembros de milicias islámicas invadieron 15 aldeas cristianas en el estado de Adamawa, noreste de Nigeria. Ellos destruyeron las iglesias, masacraron a los moradores en una nueva ola de persecución religiosa.

Por haber ocurrido en lugares aislados, los hechos demoraron para ser expuestos, pero son decenas de muertos por jihadistas que parecen comprometidos a cumplir su promesa de “limpiar” el país de seguidores del cristianismo.

Representantes de la misión Puertas Abiertas hablaron con testigos. Ellas cuentan que los responsables son milicias fulani. Esta es una de las mayores etnias de África, siendo mayoritariamente musulmanes. Aunque el gobierno nigeriano venga tratando esos ataques como conflictos étnicos, hay varios informes que los hombres estaban fuertemente armados y algunos ataques tuvieron cobertura de helicópteros.

Uno de los hombres oídos por la misión fue testigo: “El ataque ocurrió a plena luz del día, cuando la gente iba a la iglesia. Ellos persiguieron y mataron a los moradores, quemaron nueve iglesias y muchas casas”.

Durante años Boko Haram dominó el norte de Nigeria, un país donde cerca de la mitad de la población es islámica.

Su persecución a los cristianos fue ampliamente noticiada, con prácticas que incluían atentados, secuestros y la formación de un califato.

Las milicias jihadistas fulani vienen atacando constantemente por el este del país, pero el gobierno no toma iniciativas concretas para impedir la masacre. El líder de una de las aldeas quemadas dice que el gobernador del estado y la policía ya demostraron descuido por la situación.

Situación similar ocurrió en el estado de Nasarawa, donde 25 aldeas fueron destruidas desde el 15 de enero. Las víctimas son cristianas y se quejan de que ninguna actitud ha sido tomada por las autoridades.

Un portavoz del grupo Concerned Indigenous Tiv People dijo: “Desde el inicio de esta crisis de seguridad, el 15 de enero de este año, cuando los fulani invadieron e incendiaron nuestras aldeas, forzando que mucha gente huyeran de la región para no ser asesinada, el gobernador de Nasarawa, Tanko Almakura, no hizo nada para controlar la situación”.

Sólo en el estado de Benue, que registró ataques similares en los últimos años, el ejército de Nigeria montó bases para detener la violencia. Según un representante de Puertas Abiertas en Nigeria, “los creyentes en Jesús sufren discriminación y exclusión, violencia de grupos militantes islámicos, lo que resulta en la pérdida de propiedades, tierras, medios de subsistencia, sin hablar de heridas físicas o muerte. Esto se está extendiendo por toda la región del sur”. La misión dice temer que la situación salga completamente de control en un futuro próximo, debido a la pasividad del gobierno”.

[ Fuente: Express]