nav
Martes 19 de Junio de 2018

Corea del Norte puede liberar a tres cristianos antes de encuentro histórico con Trump

Según fuentes, los cristianos fueron retirados de un campo de trabajos forzados y ya están recibiendo atención médica.

  • Persecuciones    
  • 3 may 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

COREA DEL NORTE.- Tres cristianos norteamericanos detenidos en Corea del Norte habrían sido trasladados de un campo de trabajo a un hotel en las afueras de la capital, Pyongyang. Fuentes del Departamento de Defensa dijeron a CBN News que Kim Dong-chul, Kim Sang-duk y Kim Hak-song fueron todos retirados de un campo de trabajo a principios del mes pasado.

Fuentes dicen que están recibiendo atención de salud y están descansando. En la noche del miércoles (2), el presidente de Estados Unidos, Donald Trump escribió en su Twitter acerca de la posible liberación de los tres prisioneros.

“Como todos están conscientes, el gobierno pasado [Obama] había pedido por tres rehenes para que fueran liberados de un campo laborista norcoreano, pero sin éxito, ¡mantente conectado!”, dijo Trump.

Los activistas que hacen campaña en nombre de los hombres dicen que la medida es un “gesto de buena voluntad” antes de la cumbre planeada entre el presidente Trump y Kim Jong Un de Corea del Norte el próximo mes.

“Lo oímos a través de nuestras fuentes en Corea del Norte a finales del mes pasado”, dijo Choi Sung-ryong, uno de los principales activistas.

“Creemos que Trump puede llevarlos de vuelta al día del encuentro entre Estados Unidos y Corea del Norte o enviar a alguien para traerlos de vuelta a Estados Unidos antes de la cumbre”.

Tony Kim, también conocido por su nombre coreano Kim Sang Duk, fue arrestado el 22 de abril de 2017, poco antes de embarcarse en un avión para un vuelo de regreso a Estados Unidos.

“Mi padre acababa de terminar su semestre como profesor en Corea del Norte cuando fue arrestado en el aeropuerto”, dijo Sol, el hijo mayor de Kim, en un vídeo de YouTube, publicado hace varios meses.

Kim fue profesor de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang (PUST), la única institución académica privada del país. “Mi madre, mi hermano y yo sentimos mucha falta de nuestro padre”, dijo el hijo de Kim en el vídeo.

Un mes después, otro profesor cristiano de PUST, Kim Hak Song, también fue arrestado. Ambos fueron arrestados por sospechosos de “actos hostiles”.

Una tercera persona, Kim Dong Chul, un misionero coreano-estadounidense, fue arrestado en octubre de 2015 y sentenciado en marzo de 2016 a 10 años de trabajos forzados por subversión.

El asesor de seguridad nacional del presidente Trump dijo a principios de la semana que liberar a los tres estadounidenses demostraría la sinceridad de Corea del Norte en el período previo a la reunión histórica entre los dos líderes.

“Si Corea del Norte libera a los estadounidenses detenidos antes de la cumbre norteamericana, será una oportunidad para demostrar su autenticidad”, dijo John Bolton, asesor de seguridad nacional de Trump, a Fox News.

El presidente Trump confirmó la semana pasada que su gobierno estaba en conversaciones de alto nivel con Corea del Norte para garantizar la liberación de los estadounidenses.

“Estamos también luchando muy diligentemente para recuperar a los tres ciudadanos estadounidenses”, dijo Trump en una rueda de prensa con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en abril. “Creo que hay una buena oportunidad para hacerlo. Estamos teniendo un diálogo muy bueno”.

El principal secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, también relató la difícil situación de los cristianos cuando se reunió secretamente con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, durante el fin de semana de Pascua.

Mientras tanto, el presidente Trump dice que pronto anunciará un lugar y una fecha para su encuentro con el dictador de Corea del Norte.

“Estamos marcando reuniones ahora y creo que probablemente será anunciado en los próximos días, lugar y fecha”, dijo Trump el martes a periodistas en la Casa Blanca.

Los dos líderes deben discutir una amplia gama de cuestiones en la cumbre, incluida la promesa de Corea del Norte de acabar con sus pruebas nucleares y, eventualmente, desistir de sus armas atómicas.

“Lo principal es que queremos paz”, dijo Trump. “Fue un gran problema, y ​​creo que va a salir bien”.

[ Fuente: CBN News ]