nav
Jueves 19 de Julio de 2018

Miles de cristianos muertos en Myanmar y medios de comunicación se callan

La ONU, incluso se negó a reconocer que hubo un genocidio contra los cristianos, aunque era el grupo más afectado.

  • Persecuciones    
  • 7 jun 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

MYANMAR, ASIA.- El mundo entero viene hablando en los últimos meses sobre la persecución generalizada contra los musulmanes de la etnia Rohingya por los militares de Myanmar. Clasificado como “genocidio” y “limpieza étnica” por la ONU, también ha sido condenado por el Papa Francisco, que visitó el país en 2017.

Sin embargo, la etnia Kachin, mayoritariamente cristiana está enfrentando un “genocidio silencioso”, con registros de miles de muertes en los últimos meses, mientras los medios de comunicación ignoran el asunto.

Una situación muy similar a la de la guerra en Siria e Irak, donde el Estado Islámico masacraba a todas las minorías religiosas, pero sólo lo que ocurría con los yazidis recibía atención.

En ese momento, la ONU, incluso se negó a reconocer que hubo un genocidio contra los cristianos, aunque era el grupo más afectado. Ahora, la red europea de televisión Sky News rompe el silencio sobre la situación de los cristianos en Myanmar. En la noche de este martes, 5 de junio, un reporte investigativo reveló que, en las regiones más aisladas de Myanmar, la minoría Kachin está siendo diezmada.

El equipo de investigación consiguió viajar y documentar la situación, mostrando testimonios de los habitantes locales, que hablaron sobre cómo la “segunda campaña genocida” está en marcha. La emisora ​​dice que el gobierno intenta dificultar el acceso de los periodistas y agencias de ayuda a la región.

El pueblo Kachin, que ha luchado por su derecho de autodeterminación ya ha formado grupos paramilitares para defenderse, el llamado Ejército Independiente Kachin, que combate los ataques de las fuerzas militares ligadas al gobierno, guiados por los nacionalistas budistas.

Los residentes de la región reportan que los ataques han aumentado significativamente desde enero. Las aldeas son invadidas, casas incendiadas y ni los niños se salvan de la masacre. “Estoy convencido de que el gobierno está tratando de limpiar étnicamente al pueblo Kachin”, dijo Lashi Ókawn, madre de cuatro hijos. “Siempre que ellos identifican a alguien de nuestro pueblo, intentan matarnos. Estupran las mujeres, incluso las que están embarazadas”.

El general Sumlut Gunmaw, vicepresidente del Consejo de Independencia de Kachin, subraya que el gobierno está sometiendo a su pueblo a una gran persecución. “Tal vez sus acciones contra nosotros no sean tan intensas como la violencia contra los rohingya, pero sus intenciones son las mismas. Ellos quieren eliminarnos”, lamentó.

La misión Puertas Abiertas, que coloca a Myanmar en el lugar de los países donde los cristianos sufren la peor persecución en todo el mundo, ya ha advertido de la gran violencia contra los Kachin.

Actualmente, cientos de miles de ellos son forzados a vivir en campos de refugiados internos, sin acceso continuo a la comida y la salud. Según Puertas Abiertas, los movimientos budistas radicales, como el Ma Ba Tha, a menudo dirigen a los seguidores de Cristo como sus enemigos, por representar una religión “extranjera”.

El activista de los derechos humanos San Htoi, advirtió que una “guerra invisible” está ocurriendo y acusó a los medios internacionales de concentrarse sólo en la crisis Rohingya, ignorando la situación de los Kachin.

[ Fuente: Christian Post ]