nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Condenan en EE.UU. a pareja de obispos evangélicos brasileños por contrabando de dinero

Un juez estadounidense sentenció hoy a cuatro meses y medio de cárcel a una pareja de obispos evangélicos brasileños que se declararon culpables de contrabando de dinero por más de 56.000 dólares.

  • Policial/Judicial    
  • 20 ago 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Estevam Hernandes-Filho, de 52 años, y su esposa, Sonia Haddad Moraes Hernandes, de 48, fundadores de la Iglesia Renacer en Brasil, también deben cumplir con otros cinco meses de arresto domiciliario en Boca Raton, al norte de Miami (Florida).

El magistrado Federico Moreno, asimismo, les impuso una multa de 30.000 dólares a cada uno y ordenó a Hernades entregarse a las autoridades el próximo lunes, quien luego estará dos años bajo libertad supervisada.

La esposa de Hernandes afronta dos años de libertad condicional, cinco meses de arresto domiciliario y luego deberá entregarse en enero próximo para la sentencia de cárcel de cuatro meses y medio.

La pareja se declaró culpable en junio pasado tras alcanzar un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, por lo que recibieron una condena menor a la sentencia máxima de diez años en prisión para este tipo de delito.

Los Hernandes fueron acusados de introducir a Estados Unidos el dinero en efectivo sin declararlo.

El acuerdo con las autoridades establece que a la pareja se le incautará el dinero que intentó ingresar al país.

El matrimonio fue detenido en el aeropuerto internacional de Miami el pasado 8 de enero, después de indicar en el formulario de entrada en EE.

UU. que llevaba 21.000 dólares en efectivo.

Pero la pareja luego declaró a los agentes de aduanas del aeropuerto que la cantidad era de diez mil dólares.

Cuando los sometieron a inspección los agentes hallaron 17.679 dólares en el bolso de la mujer, unos nueve mil dólares escondidos en el interior de una Biblia, diez mil en la mochila que llevaba un hijo de la pareja, otros 9.700 en un maletín de discos compactos y diez mil en una chaqueta.

Las leyes estadounidenses establecen que las personas que ingresen en este país con más de diez mil dólares deben declararlo.

En Brasil, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha solicitado al gobierno estadounidense la extradición del matrimonio por fraude, hurto y diversos delitos fiscales, según fuentes oficiales brasileñas.

Diariodiario