nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Permanece detenido pastor acusado de violar a dos niñas, aunque insisten en su inocencia

La esposa y dos familiares del pastor de Kelso Maximo Ake-Be – acusado de violar a dos niñas en Portland hace ocho años – dice que la policía tiene al hombre equivocado.

  • Policial/Judicial    
  • 15 jul 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

La esposa y dos familiares del pastor de Kelso Maximo Ake-Be – acusado de violar a dos niñas en Portland hace ocho años – dice que la policía tiene al hombre equivocado.

El detective de la policía de Portland, Mace Winter, se rió de la idea, pero dijo que está dispuesto a escuchar de cualquier testigo potencial.

El jueves pasado, la emigrante de Honduras Mari Ake se sento en el porche de su casa humilde azul de Kelso que comparte con Ake-Be y ocho niños y apuntó hacía el cielo mientras habló de su indiscutible fe en dios.

“Hoo, no,” dijo Ake en español cuando se le pregunto si ella pensaba que habria una probabilidad que Ake-Be, fuera culpable. “Yo sé que es inocente porque yo lo conozco muy bien, y él no es capaz de hacerlo.” “El diablo está trabajando en esto,” dijo.

Ake-Be está en la carcel del condado de Multnomah después de declararse no culpable aunque está acusado de violar y abusar dos niñas de 12 y 8 años 18 veces en total. Su fianza está fijada en $4.5 millón, y dice que no hay manera de pagarlo.

El detective de Kelso Damon Blain detuvo a Ake-Be en la casa de el de Kelso el 26 de junio por los supuestos as altos sexuales que la policía dice que occurieron entre 1998 y 2000 en The Peach House (La Casa del durazno), una iglesia privada dentro de una casa en Portland.

En 2006, Ake-Be se puso como pastor encabezado de la Iglesia de dios en Kelso, una congregación pequeña hispanohablante de aproximadamente 30 personas que se reune en un edificio en 210 de la calle Pine.

El pastor Steven Gregg de la Iglesia High Praises Fellowship, que está ubicada cerca, dijo que un comunicado de prensa y reportes han puesto errores, por ejemplo dijeron que las dos iglesias comparten el mismo espacio. Las dos tienen dueños diferentes y no comparten un espacio, dijo Gregg. “Eso es un error grave, como Usted puede imaginar,” dijo.

Ake y los dos familiares del pastor acusado dijeron que no dudan su inocencia.

“Yo creo que la verdad es que toda la información que tienen los medios de comunicación y la policía es falsa,” dijo Emiliano Pat, de 30 años de Vancouver, un miembro de la Iglesia de Dios, quien le dio a Ake-Be su pastorado. Dijo Pat que ha conocido a Ake-Be desde 1996, cuando vino a Portland como emigrante ilegal de Cancun, Mexico. “Yo creo que es inocente. Nunca fue líder (del Peach House) durante esos años,” dijo Pat.