nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Fatal accidente tuvieron Evangélicos de Iglesia Pentecostal Misión Mundial en Perú

Chofer se quedó dormido y camioneta se despistó. Conductor sobrevivió, tres personas muertas y otras nueve quedaron heridas.

  • Policial/Judicial    
  • 10 nov 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Tres personas muertas y otras nueve quedaron heridas al despistarse y caer al río Rímac una combi particular, cuyo chofer se quedó dormido cuando se desplazaba de Huánuco a Lima.

El fatal accidente ocurrió, a las 3 de la madrugada, a la altura del kilómetro 100 de la Carretera Central, en el distrito de San Mateo de Huanchor, al este de Lima.

Los sobrevivientes contaron a Trome que el chofer de la combi de placa ROQ-763, se quedó dormido y se salió de la pista en una curva cerrada, cayendo por una pendiente de 10 metros y terminó en el río Rímac.

Tragedia

La combi particular de color plomo, que pertenece a la Iglesia Evangélica Pentecostal Misión Mundial La Hermosa, quedó con las llantas hacia arriba, aplastando a tres de sus ocupantes que murieron de manera instantánea.

Los transportistas dieron aviso a la policía de San Mateo, que llegaron al lugar y rescataron los cuerpos de Walter Ponce Cárdenas (29), Hugo Genaro Contreras Calderón (47) y una mujer de unos 60 años, que aún no es identificada.

Los uniformados también rescataron a nueve heridos, a quienes trasladaron a la posta médica de San Mateo y, luego, al hospital de Chosica.

Heridos

Los heridos son: Baltazar Soyer Barreto (33), que fue sindicado por los pasajeros como el chofer de la combi y causante de la desgracia. Además, Mesías Eclizabala Roque (42), Chantal Ponce Cárdenas (24), Ceberiana Acosta Ventura (55), una niña de 4 años de apellidos Canales Guillén, Jordy Antonio Cruz (15) y una mujer ‘NN’ de 35 años.

Denuncia

“El chofer Baltazar Soyer se quedó dormido y le llamábamos la atención para que maneje con cuidado, pero no nos hizo caso. Luego del accidente, ahora quiere hacer creer a los policías que él no manejaba la combi, sino mi hermano, Walter Ponce Cárdenas, que murió”, denunció Chantal Ponce.

El joven aseguró que el conductor inventó toda esta historia para evadir su culpa, “él tiene que pagar por lo que hizo”, dijo.

Agregó que junto a su hermano viajaban a Lima para comprar una camioneta, que iban a utilizarla para trabajar en Huánuco dando seguridad a un ingeniero. La víctima deja a una niña de 4 años y una bebé por nacer.