nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Familia empresaria denuncia a pastores por intento de asesinato

Los esposos y pastores evangélicos de la Iglesia Cristiana Familiar Bethania de la ciudad de Quetzaltenango, Efraín Avelar Díaz y Gabriela de Avelar, fueron denunciados en la Policía Nacional Civil, PNC, de ser los actores intelectuales del intento de asesinato contra la familia empresaria Velásquez Castillo, informaron las propias víctimas.

  • Policial/Judicial    
  • 4 dic 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los esposos y pastores evangélicos de la Iglesia Cristiana Familiar Bethania de la ciudad de Quetzaltenango, Efraín Avelar Díaz y Gabriela de Avelar, fueron denunciados en la Policía Nacional Civil, PNC, de ser los actores intelectuales del intento de asesinato contra la familia empresaria Velásquez Castillo, informaron las propias víctimas.

Dionías Ismael Velásquez, jefe de la familia, explicó que el intento se suscitó a cinco días de celebrar la Navidad, 20 de diciembre, en horas de la mañana, frente al edificio de Iglesia Bethania, donde uno de los guardaespaldas de la esposa de Avelar Díaz apuntó con una pistola a él y su familia cuando se conducían en su vehículo.

“Mi esposa se bajó del vehículo para preguntarle qué le pasaba y quitarle la pistola”, relató Velásquez a los medios de comunicación, quien agregó que fue en ese momento donde su cónyuge forcejeó con el agresor.

“Yo me interpuse entre mi familia y quien quería matarlos”, adujo Noa Castillo de Velásquez, esposa de Dionías Velásquez.

Y es que Castillo de Velásquez, argumentó que “tenía temor que le dispararan a mis dos hijas.

Al ver que tenía el arma apuntándole a mi familia decidí descender de la camioneta, agarrarle el arma y preguntarle qué estaba pasando porque nosotros no tenemos nada que ver en los problemas que ellos tienen (Efraín Avelar Díaz y Dionías Velásquez) pero con palabras obscenas me contestó y me amenazó con el arma; al ver esto se la quise quitar por eso me golpeó la mano con la misma arma, y la puerta del vehículo”.

Según la esposa de Velásquez, el guardaespaldas que supuestamente intentó eliminarlos físicamente fue ayudado por un policía privado que cuida las instalaciones de Bethania. Este la agarró por detrás para evitar que ella les quitara la pistola. “Ellos estaban dispuestos a todo, yo lo hice por defender a mi familia”, subrayó.

De acuerdo a las declaraciones de los denunciantes, la pistola con la que intentaron asesinarlos y el vehículo con el cual les dieron persecución desde el centro comercial La Pradera, fueron guardados en ese mismo momento en las instalaciones de la iglesia Bethania, tras el suceso.

Dionías Velásquez y Efraín Roderico Avelar Díaz eran socios en la Inmobiliaria de Occidente S.A., y es de donde supuestamente se han desprendido las diferencias, según Velásquez, quien asegura que su ex socio le ha asegurado de eliminarlo físicamente para quedarse solo con la inmobiliaria.