nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Conversión de “Narcos”: Posible Explicación a los ataques a Centros de Rehabilitación en México

La conversión de Importantes ex-narcotraficantes como Miguel Arellano Félix, puede dar una pista a las autoridades de los ataques que ocurren a los centros de rehabilitación en México, no solo por “ajustes de cuentas” sino por terminar con “cabos sueltos”. ¿Merecen protección policiaca?

  • Policial/Judicial    
  • 25 jun 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Desde hace poco más de un año, Miguel Arellano Félix, hijo de Ramón Arellano, uno de los principales líderes del cártel de Tijuana y durante algún tiempo, dirigente principal de esta Organización delictiva, que trafica con drogas y armas en el poniente de la Frontera de México y Estados Unidos, así como de algunos estados del Noroeste de México, se ha convertido a Cristo, llevando no solo la fe de Jesús para sí mismo, sino también su testimonio de salvación en Cristo a donde quiera que va y principalmente en su Iglesia de Durango, México.

Este hecho fue puesto a la luz, en una de las conferencias de La Alianza Ministerial Evangélica. De acuerdo a sus propias palabras, ha cambiado la “AK-47 por el Jesús de La Biblia”.

Tras su conversión a Cristo, por supuesto, vinieron las persecuciones tras él y su familia. Sus enemigos, comenzaron a perseguirlo al no estar más involucrado en las actividades delictivas que este Cártel desarrolla y más aún, al convertirse en un detractor de las actividades relacionadas al comercio y consumo de Drogas, en el nombre de Jesús.

Como consecuencia, los sicarios de quienes se suponen sus enemigos, le entregaron los restos de su hija y esposa destrozadas, según su testimonio, los restos le fueron entregados “en unas bandejas”.

Aún tras este terrible y doloroso suceso, como siervo de Cristo, renunció a la venganza y le sigue sirviendo con amor y llevando el mensaje de que las drogas destruyen no solo a las personas sino a las familias completas.

Con una sentencia de 25 años que le condenaba a permanecer en el penal de Puente Grande Jalisco, donde además controlaba la venta de droga, alcohol y prostitución, Miguel Arellano Félix, fue puesto en libertad como testimonio del poder de Jesús en su vida y quien ahora asegura “…así como gané dinero sirviéndole (al Diablo), ahora estoy dispuesto a perderlo sirviendo a Dios, a Jesús…”

Las autoridades Mexicanas, podrían investigar el vínculo y rastro de hombres arrepentidos como este, para prevenir más muertes innecesarias, tanto de inocentes a su alrededor así como la de ellos mismos, ya que sin duda con un servicio de Inteligencia, pueden comenzar a disminuir los hechos violentos y los operativos pueden ser más efectivos.

En México, en Ciudad Juárez, Chihuahua, así como en hechos aislados similares, ocurridos en otros estados como Guerrero y Coahuila, suponemos que los narcotraficantes, le están siguiendo los pasos a quienes abandonan sus filas, para rehabilitar sus vidas, en centros como Alcohólicos Anónimos y centros cristianos de rehabilitación, donde incluso, Pastores y Líderes cristianos así como los “militantes” han sido heridos y hasta muertos.

Fuentes: nayaritpuntocom.com, Reforma.