nav
Domingo 22 de Octubre de 2017

Sangriento ataque a clínica cristiana de rehabilitación de adictos en México

Un agente de la policía federal en el “Templo Cristiano Fe y Vida” están internados integrantes de la pandilla de “Los Mexicles”, vinculados al cártel de Sinaloa, que mantienen una guerra con la banda de “Los Aztecas”, relacionados al cártel de Juárez.

  • Policial/Judicial    
  • 21 jun 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Diecinueve muertos dejó el ataque de un comando armado a una clínica cristiana de rehabilitación ubicada en la Colonia Villa Nueva en Chihuahua en el estado de Tamaulipas en México. Según testigos y la Policía unos 30 asesinos invadieron por la noche la clínica “Templo Cristiano Fe y Vida”, y durante 10 minutos dispararon cientos de de balas contra los enfermos y personal del centro de ayuda, informaron agentes policiales.

Los atracadores, que se movilizaban en seis grandes vehículos todo terreno, penetraron en el centro, hasta llegar al segundo piso donde mataron a 14 pacientes y trabajadores sociales, relató uno de los agentes policiales.

Al retirarse, los delincuentes sin dejar de disparar, mataron a otras cinco personas.

Un agente de la policía federal, reportó que de este ataque resultaron cuatro heridos graves. La clínica cristiana de rehabilitación, pasó la noche en vela luego del violento ataque, que ya sería el tercero de este tipo registrado en un año en el estado de Chihuahua.

En el momento en el que se confirmaba el ataque a los adictos en recuperación en Chihuahua, en el estado de Tamaulipas, también frontera con Estados Unidos, se reportó el hallazgo de 20 cadáveres tras el ingreso de un comando armado en la ciudad de Madero.

Las estadísticas indican que casi 23.000 personas han muerto en México desde diciembre de 2006 a causa de la guerra entre cárteles del narcotráfico, la mayoría de ellos en Chihuahua, escenario de una violenta disputa entre bandas de pistoleros al servicio de los rivales cárteles de Sinaloa y Juárez.

En septiembre de 2009 una banda de pistoleros fusiló a 18 pacientes en una clínica de la convulsionada Ciudad Juárez, y dos semanas después fueron acribillados de la misma manera 10 más en otro centro de rehabilitación para adictos.

Según un agente de la policía federal en el “Templo Cristiano Fe y Vida” están internados integrantes de la pandilla de “Los Mexicles”, vinculados al cártel de Sinaloa, que mantienen una guerra con la banda de “Los Aztecas”, relacionados al cártel de Juárez.

Felipe Calderón, presidente de México condenó el asesinato en un comunicado emitido desde Johanesburgo, en donde asistió al juego inaugural del Mundial de fútbol 2010 que enfrentaba a México con Sudáfrica. “Son actos indignantes que refuerzan la convicción de la necesidad de combatir con toda la fuerza de la ley a grupos criminales que realizan semejantes actos de barbarie”, señaló Calderón.

F: ANP/AFP