nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Capturan con cocaína a sacerdote aymara que ungió a Evo Morales

Mejillones, ostenta el título de amauta que en la religiosidad andina es el máximo líder espiritual. Pero el de esta semana martes la Policía allanó por la noche su domicilio en una barriada de la ciudad de El Alto, vecina a La Paz y lo sorprendió elaborando cocaína.

  • Policial/Judicial    
  • 30 jul 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El sacerdote aymara, que ungió a Evo Morales, como presidente de Bolivia en una ceremonia simbólica celebrada en enero, fue detenido por la policía con 240 kilos de cocaína líquida junto a una pareja de colombianos, notificaron las autoridades.

Ese es el segundo escándalo que sacude al gobierno en la semana. “No importa quien sea, la persona que haya cometido una irregularidad debe someterse a la ley”, dijo el vicepresidente Álvaro García.

“No fue escogido por el presidente (Morales) fue propuesto por el ámbito de la religiosidad andina”, dijo García.

Valentín Mejillones, 55 años, fue quien entregó el bastón de mando a Morales cuando éste juró a su segundo mandado en enero en un rito andino celebrado en el mayor templo arqueológico del país.

Mejillones ostenta el título de amauta que en la religiosidad andina es el máximo líder espiritual. Pero el de esta semana martes la Policía allanó por la noche su domicilio en una barriada de la ciudad de El Alto, vecina a La Paz y lo sorprendió elaborando cocaína.

El sacerdote aymara fue detenido junto a su hijo y a una pareja de colombianos que no fueron identificados por la Policía, según el informe del director de la fuerza antidroga, coronel Félix Molina.

“He sido engañado (por los colombianos), no tengo nada que ver. Yo les hice un favor, ellos me dijeron que iban a hacer pastillas de hierba y pomadas”, Mejillones, pero un juez decidirá si lo envía a un penal.

La policía dijo que el valor de la droga decomisada supera los 300.000 dólares. El fuerte olor de los químicos que se emplean en la fabricación de la droga alertaron a los vecinos de Mejillones quienes denunciaron a la policía.

Pero no es el único escándalo que el jueves sacude al país. La detención de Dirk Schmidt, un alemán con antecedentes delictivos complicó a las autoridades tras conocerse que éste fue contratado por el Ministerio de Gobierno como informante.

F: AP