nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Líderes de la iglesia de Hong Kong piden tolerancia hacia filipinos tras la muerte de 8 turistas

Después de la muerte de 8 turistas hongkoneses tras un secuestro en Filipinas, la iglesia ha hecho vigilias y orado llamando a la calma y la tolerancia a favor de los migrantes filipinos que residen en Hong Kong.

  • Policial/Judicial    
  • 31 ago 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los líderes de la Iglesia han hecho un llamamiento a la tolerancia hacia los trabajadores migrantes filipinos en Hong Kong después de la toma de rehenes en Manila Filipinas en el que murieron 8 turistas de Hong Kong.

Unos 20 turistas hongkoneses que se encontraban en la capital de Filipinas fueron secuestrados durante horas en un autobús por un ex policía armado con fusil de asalto M16, que finalmente fue abatido por la policía.

El secuestrador, identificado como Rolando Mendoza, un ex inspector de policía, fue ultimado por un tirador de precisión de la policía, después de que empezara a usar a los secuestrados como “escudos humanos”.

“Disparé a dos chinos. Los voy a matar a todos si no paran con esto”, declaró Mendoza a una radio filipina, mientras la policía se aprestaba a dar el asalto. “Sé que me van a matar”, agregó.

“El incidente culminó trágicamente, al morir ocho civiles inocentes”, afirmó el presidente filipino Benigno Aquino, en un comunicado difundido, tras un encuentro con oficiales de la policía.

Imágenes de televisión mostraron el autobús estacionado frente a una tribuna del Rizal Park, un lugar muy visitado por los turistas en pleno centro de Manila.

Mientras que los diarios de Hong Kong, publicaron durante cinco días consecutivos la muerte de sus paisanos, de modo que esto generó Administración del Gobierno exigir una investigación exhaustiva.

Desde entonces se han difundido informes de la conducta agresiva de habitantes de Hong Kong en contra de migrantes filipinos en el país, por lo que líderes de la iglesia temen que su seguridad puede verse comprometida.

“Hemos recibido llamadas de los trabajadores domésticos filipinos que están bajo presión psicológica”, dijo Eman Villanueva, portavoz de los Filipinos Unidos en Hong Kong, dijo en una conferencia de prensa.

El arzobispo anglicano Paul Kwong, de Hong Kong, instó a los fieles a rogar por las almas de las víctimas y por Rolando Mendoza. Instó a la gente a no permitir que la ira oscurezca la razón y pidió a todas las iglesias anglicanas en Hong Kong a orar aún más.

El Consejo Cristiano de Hong Kong pidió a las iglesias en Hong Kong orar por las víctimas, para la reconciliación y el entendimiento mutuo entre los pueblos en Hong Kong y las Filipinas.

Kam Po Rev Cheong, Secretario General del Consejo ecuménico cristiano: “Fue un momento doloroso para el pueblo de Hong Kong que fue testigo del incidente”.

Unos 1.000 cristianos asistieron a una reunión de vigilia y oración el 28 de agosto para llorar por los fallecidos. Realmente estos asesinatos han causado conmoción, dolor y rechazo en el país.
Actualmente existen unos 200.000 trabajadores migrantes filipinos en Hong Kong, la mayoría de ellos trabajan en el servicio doméstico.

F: Christian Today