Asesinan a un pastor salvadoreño en el terreno de su propia iglesia

La Policía dijo el sábado que no tenía pistas sobre el homicidio de esta persona. En un principio afirmaron que al parecer el religioso fue asesinado por negarse a las extorsiones, aunque luego expresaron que desconocían las causas del ataque.

  • Policial/Judicial    
  • 4 oct 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pastor evangélico, Ángel Ovidio Cruz, de 55 años, fue asesinado este sábado pasado, en la colonia La Paz de San Miguel, al parecer por robarle un microbús de su propiedad.

Según la Policía, a las 6:45 de la mañana, cuatro sujetos llegaron a la entrada de la iglesia que lidera el religioso y le exigieron que les entregara el microbús que estaba parqueado en el terreno de la iglesia.

Al parecer, Cruz, les entregó las llaves del vehículo, pero los sujetos no pudieron sacar el microbús del local y uno de los delincuentes le asestó varios disparos al pastor, quien fue trasladado a un centro asistencial médico de la zona, pero lamentablemente murió minutos antes de ser atendido por los doctores.

La Policía dijo el sábado que no tenía pistas sobre el homicidio de esta persona. En un principio afirmaron que al parecer el religioso fue asesinado por negarse a las extorsiones, aunque luego expresaron que desconocían las causas del ataque.

El crimen fue cometido a pocas cuadras de la delegación policial y de inmediato se originó un operativo. Después de 15 minutos los policías arrestaron a cuatro sospechosos en vías de investigación.

Fuentes policiales confirmaron tener la sospecha que los arrestados cometieron el crimen, pero se negaron a revelar sus identidades porque pretendían ir a allanar una casa en la misma colonia, que al parecer es guarida de pandilleros, donde las autoridades esperaban encontrar el arma usada para matar a Cruz.

Las personas que presenciaron el crimen y vecinos del pastor, dijeron que era un hombre afable, querido por la comunidad, y estaban consternados por la forma en la que actuaron los asesinos. Amigos del pastor y sus feligreses aseguraron que Cruz no tenía problemas con nadie y que no era chantajeado.

“El pastor no tenía problemas con nadie, les exigimos a las autoridades que investiguen el hecho porque nos quitaron a una gran persona”, dijo conmocionado un miembro que no quiso dar su nombre por miedo.

El pastor tenía 18 años de dedicarse a la predicación evangélica y desde hace nueve años dirigía la iglesia Torre Fuerte, de la colonia La Paz. Vivía a pocos metros de la colonia Los Ángeles, en el sector de la línea férrea, sitio que es considerado guarida de delincuentes.

F: El Salvador.com

Foto: En la foto el rótulo donde se ubica la iglesia evangélica Torre Fuerte de la colonia La Paz.