nav
Sábado 19 de Agosto de 2017

Dos policías en Sudán azotan brutalmente a una mujer por usar pantalones

El video del cruel acto fue subido a Youtube y en él se puede apreciar a la víctima gritando y llorando mientras los sujetos le propinan los azotes. “Ya basta, ya basta”, dice la mujer.

  • Policial/Judicial    
  • 14 dic 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una mujer fue brutalmente azotada por dos policías en Sudán, hecho que según las autoridades será investigado por el Poder Judicial sudanés. Según distintos medios internacionales todo indica que la mujer recibió el castigo por llevar pantalones puestos, costumbre que no es aceptada por la religión del Islán en este país.

El video del cruel acto fue subido a Youtube y en él se puede apreciar a la víctima gritando y llorando mientras los sujetos le propinan los azotes.

“Ya basta, ya basta”, dice la mujer.

La filmación muestra a Lubna Husein, empleada de la ONU, llorando mientras es azotada por policías delante de varios testigos en una plaza pública. Estaba arrodillada y los agentes se reían durante el castigo. La sudanesa había invitado a los periodistas a que asistiesen a su azotamiento público en septiembre del pasado año.

A raíz de este episodio, unas 50 sudanesas movilizaron este martes en repudio a las leyes que dicen que humillan a las mujeres. Se apostaron en la puerta del Ministerio de Justicia con pancartas y rodeadas de agentes antidisturbios que les decían que se marcharan.

Todas fueron arrestadas y conducidas a una comisaría de Policía cercana, a la que se impidió la entrada a sus abogados, aunque varios altos cargos de la oposición entraron en el edificio.

Ellas asuguran que pidieron permiso previamente para realizar la movilización pero éste no les fue asignado. “Humillar a vuestras mujeres es humillar a nuestra gente”, gritaban cuando las llevaban.

El abogado Mona el Tijani, que representa a varias mujeres de la protesta, dijo que “las autoridades se toman la justicia por su mano. Nadie sabe lo que ocurre en estas comisarías de Policía”. “Este vídeo es sólo un ejemplo de lo que ocurre todo el tiempo”, añadió.

Los azotes perpetrados bajo el amparo de la ley islámica, son un castigo casi diario en Sudán para delitos que van desde la ingesta de alcohol hasta el adulterio, aunque en muchos casos se aplica por la vestimenta de las mujeres o su comportamiento.

Por su parte, uno de los policías afirma que “deben ser 53 los latigazos” y luego la amenazan diciéndole: “Te encerraremos en la cárcel dos años si no te inclinas y te sientas en el suelo”.