nav
Domingo 20 de Agosto de 2017

Pastor y su hermana son baleados en una iglesia evangélica de Oaxaca

Los dos hermanos fueron encontrados sin vida en la terraza de su casa, según el diario El Tiempo en Línea de México, “al menos dos participaron en el crimen, pues al parecer encontraron con la intención de asesinarlos y simular que se trataba de un asalto”.

  • Policial/Judicial    
  • 22 dic 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

La tarde de ayer, el servicio de emergencia 066 recibió una llamada anónima la cual reportó dos cuerpos en una iglesia cristiana de Santa María El Tule.

Elementos de diversas corporaciones se trasladaron a la calle Libertad número 25, en donde se encuentra una iglesia evangélica Casa de Dios, La Puerta del Cielo, en la cual efectivamente encontraron dos cuerpos sin vida y los cuales presentaban descomposición.

Los cadáveres que correspondían a un hombre y una mujer presentaban varios impactos de bala.

Más tarde los cadáveres fueron identificados como Bernardo Elías, y Reyna ambos de apellidos Raymundo Sánchez, estos eran hermanos de sangre, en la fe y se encargaban de cuidar el templo.

Los dos hermanos fueron encontrados sin vida en la terraza del templo que era a la vez como su casa, según el diario El Tiempo en Línea de México, “al menos dos participaron en el crimen, pues al parecer encontraron con la intención de asesinarlos y simular que se trataba de un asalto”.

La empleada doméstica de la casa marcada con el número 28 de la calle Hidalgo en Santa María El Tule, llegó a la vivienda a las 15. 30 horas. En realidad no fue un asalto, aunque el Ministerio Público, dijo que había cosas desordenadas, pero las pertenencias de valor no se las robaron, lo más raro del caso es que ambos hermanos según los vecinos no tenían problemas con nadie.

Bernardo Raymundo Elías Sánchez, era pastor de la iglesia, tenía 55 años y su hermana Reyna Elías Sánchez, tenía 45 años de edad, confirmó el gobierno del estado.

Al lugar se trasladaron unos 50 elementos de la policía preventiva y municipal, así como elementos del Ejército mexicano. Según las primeras investigaciones el pastor y su hermana fueron ejecutados en uno de los cuartos de la parte de arriba del templo. La policía continua realizando las investigaciones pero todavía sin esclarecer el caso.