nav
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Iglesia Universal tendrá que pagar 90 mil dólares por acusar a Xuxa de “vender su alma al diablo”

La conductora brasileña Xuxa, brilló durante 1990 con su programa infantil, pero hace unos años la Iglesia Universal, la acusó de ser satánica. Ahora, la Justicia de Brasil falló a favor de “reina de los bajitos”.

  • Policial/Judicial    
  • 12 ene 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un Tribunal brasileño condenó a una editorial vinculada a la iglesia Universal (iglesia Pare de Sufrir conocida en otros países) a pagar 90 mil dólares de indemnización a la presentadora de programas infantiles Xuxa por haberla acusado de “vender su alma al diablo”, informaron ayer fuentes oficiales.

La conductora brasileña Xuxa, brilló durante 1990 con su programa infantil, pero hace unos años la Iglesia Universal, la acusó de ser satánica.

Ahora, la Justicia de Brasil falló a favor de “reina de los bajitos”.

La resolución alcanza puntualmente a una editorial vinculada a la Iglesia Universal que publicó en 2008 un artículo donde señalaba a Xuxa como una de los “famosos que se habrían dejado seducir por el mal”. Pero la Justicia resolvió que no, y ordenó que indemnizaran a la conductora con 150 mil reales, que equivalen a 90 mil dólares.

Claro, que el pago de esa indemnización es poco comparado con los suculentos 100 millones de dólares que el diablo le habría otorgado a Xuxa por “vender su alma al diablo”, tal como decía el artículo del Folha Universal publicado en 2008 por el semanario Folha Universal, medio oficial en el que acusaba a Xuxa de haber vendido su alma al demonio a cambio de 100 millones de dólares y de realizar prácticas “satanistas”.

La jueza, Flávia de Almeida Viveiros de Castro, calificó el texto del reportaje como “extravagante” y su titular como “sensacionalista” y agregó que no contiene “nada de información”, sino “especulación”.

La magistrada consideró como agravante el hecho de que Xuxa es “una persona de mucha fe” y que la audiencia de sus programas de televisión es principalmente el público infantil y juvenil, que “son más fácilmente engañables”.

Además de la multa, la Iglesia Universal, está obligada a publicar un desmentido en el que se dirá que Xuxa “afirma que tiene profunda fe en Dios y respeta todas las religiones”.