Asesinan a mujer evangélica chilena mientras predicaba en la calle

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), explicó que alrededor de las 19:00 horas En esos momentos hubo un intercambio de balazos, dándole uno de éstos Ema del Carmen Vega Toledo quien murió producto de una herida provocada por el impacto.

  • Policial/Judicial    
  • 21 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Santiago.- Ema del Carmen Vega Toledo (61 años de edad), miembro de la Iglesia Catedral Evangélica de Chile, falleció luego que recibiera un disparo justamente cuando predicaba en la intersección de las calles Andén con Isla de Pascua, en la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), explicó que alrededor de las 19:00 horas, Ema del Carmen Vega Toledo, se encontraba en una plaza del sector junto a hermanos de la Iglesia Metodista Protestante cuando unos sujetos que iban en un auto comenzaron un altercado con otras personas.

En esos momentos hubo un intercambio de balazos, dándole uno de éstos Ema del Carmen Vega Toledo quien murió producto de una herida provocada por el impacto.

La Catedral Evangélica de Chile, subrayó en su página web la ardua labor de esta sierva: “Nuestra hermana Ema, se destacó en su incansable compromiso por predicar el evangelio, participando activamente en el coro, visitando a los enfermos en los hospitales y en sus hogares, predicando en las calles o en las plazas, como lo hiciera hasta el último instante de su vida, transformándose en una mártir más del evangelio”.

Ema Vega Toledo, tenía esposa e hijos que ahora necesitan mucho consuelo, sin embargo, la Catedral Evangélica, exigió a las autoridades apliquen la ley y hagan justicia porque lo ocurrido “reflejan el sentido de inseguridad que vive la población en los barrios que han sido tomados como trinchera por bandas de delincuentes y narcotraficantes”.

“No obstante, la aplicación de la ley, rogamos para el autor de este homicidio, la misericordia del Señor y el perdón por este cobarde acto cometido”, resaltó la Catedral.