nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Asesinan a pastor evangélico en un barrio de Los Teques en Venezuela

La esposa de la víctima, declaró que “era un hombre trabajador -se despeñaba como frutero en el casco central de la capital mirandina- y evangélico, quien deja a cinco pequeños en la orfandad”, dijo ella.

  • Policial/Judicial    
  • 8 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los Teques-. Yeferson Ancheta Ancheta Marín (31 años), pastor de la iglesia evangélica de Los Teques, fue asesinado cerca de su vivienda este domingo que pasó. Lamentablemente era el único que trabajaba para mantener a su esposa y cuatro hijos, quienes lo esperaban en su casa para asistir a un culto ese día, pero fue todo lo contrario.

El pastor Yeferson, se ganaba la vida como trabajador de la feria Campesina Los Cocos, que funciona cerca del parque Los Coquitos.

El crimen ocurrió en el barrio La Macarena, cuando el pastor subía las escaleras para llegar a su hogar. Según los investigadores, la víctima recibió un tiro en la cabeza y otro en el pecho, presuntamente por un ajuste de cuentas. El hecho ocurrió a las 12:00 de la noche en La Macarena Sur, sector La Piedra en la vía principal.

Posteriormente el pastor Yeferson, fue arrojado por un barranco, al parecer los vecinos escucharon las detonaciones, pero no fue hasta las 07:00 a.m que se percataron del cadáver, que al parecer fue lanzado por los homicidas por un barranco del sector.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), fueron quienes realizaron el levantamiento del cuerpo, y recolectaron la evidencia para iniciar las pesquisas.

En los primeros hallazgos se conoció que se realizaron siete detonaciones, por la cantidad de cartuchos encontrados en el sitio, versión que fue confirmada por los vecinos, durante el levantamiento del cadáver.

Según fuentes policiales, el fallecido, tenía prontuario policial y sólo un mes viviendo en la zona, por lo que no se descarta entre las hipótesis el cobro de una rencilla. Sin embargo, la esposa de la víctima, declaró que “era un hombre trabajador -se despeñaba como frutero en el casco central de la capital mirandina- y evangélico, quien deja a cinco pequeños en la orfandad”, dijo ella.

Ella relató, en el sitio del suceso, que alrededor de las 12:00 de la noche, unos sujetos empezaron a lanzar piedras a su vivienda, por lo que su esposo salió a reclamar y sin mediar palabra el sujeto desenfundo el arma y arremetió contra Ancheta Marín.