Demandan a pastor chileno que “hizo llover oro” por desórdenes públicos

El alcalde Pablo Zalaquett, indicó que el templo evangélico donde realiza sus prédicas Ricardo Cid, había sido clausurado y pese a eso el pastor no respetó la decisión municipal, lo que provocó la presentación de esta querella.

  • Policial/Judicial    
  • 31 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Hasta el Séptimo Juzgado de Garantía, llegó un grupo de vecinos de Santiago, en compañía del alcalde Pablo Zalaquett, para interponer una “querella criminal” por el delito de desórdenes públicos en forma reiterada en contra de Ricardo Cid Castro, pastor de la iglesia Corporación Evangélica Impacto de Dios.

Esta demanda, por la inconformidad del alcalde Zalaquett y sus acompañantes porque el pastor Castro, realizó un evento de proporciones en las calles Aldunate con Copiapó, sin autorización ni medidas de seguridad, cortando el tránsito y provocando ruidos que molestaron a los vecinos.

El alcalde Pablo Zalaquett, indicó que el templo evangélico donde realiza sus prédicas Ricardo Cid, había sido clausurado y pese a eso el pastor no respetó la decisión municipal, lo que provocó la presentación de esta querella.

Está más que claro que al verse limitada el pastor Castro, por la censura, desafió las autoridades municipales realizando la obra de Dios, aunque esto implique posiblemente pagar un precio muy alto ante la justicia humana.