Expulsan a un sacerdote católico por ayudar a una chica a abortar

Asumió de su bolsillo el costo de la interrupción del embarazo en un centro autorizado, para evitar que la chica acudiera a métodos peligrosos para abortar.

  • Policial/Judicial    
  • 16 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Asumió de su bolsillo el costo de la interrupción del embarazo en un centro autorizado, para evitar que la chica acudiera a métodos peligrosos para abortar

El Arzobispado de Barcelona, ha iniciado los trámites para expulsar de la Iglesia al sacerdote catalán Manuel Pousa, más conocido como “Pare Manel” por haber ayudado a una menor a abortar.

Manuel Pousa, lo reconoce en un libro biográfico publicado recientemente: ‘Pare Manel.

Más cerca de la tierra que del cielo’. Según el auto del libro, Francesc Buxeda, el sacerdote asumió de su bolsillo el costo de la interrupción del embarazo en un centro autorizado, para evitar que la chica acudiera a métodos peligrosos para abortar. Buxeda, insiste que el Pare Manel, “no es abortista, pero decidió no acatar el dogma de la Iglesia, pero sí el de la vida: la de la madre”.

Según el Código de Derecho Canónico, el cooperar en un aborto comporta la pena de excomunión. En un comunicado el Arzobispado, asegura que la apertura de estas diligencias “no impiden reconocer el trabajo social que desde hace muchos años está realizando este sacerdote al servicio de los más necesitados”.

En el libro, el religioso también explica que tiene una “amiga especial” con quien no convive ni mantiene relaciones y que ha oficiado bodas homosexuales.