nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Cristiano le reducen 40% de su salario por comentar en contra del “matrimonio gay”

Smith, apeló la decisión, que fue confirmada por los altos directivos. Ahora ha ido a los tribunales, alegando interferencia ilícita con sus derechos a la libertad de expresión y la libertad religiosa.

  • Policial/Judicial    
  • 31 oct 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un empleado cristiano de una asociación de viviendas en Manchester, ha tenido la reducción de 40 por ciento de su salario por comentar en contra de las uniones civiles homosexuales en Facebook.

Adrian Smith, compartió en su página de Facebook, un enlace, el cual era un titular noticioso sobre los matrimonios gay en la Iglesia así que expresó: “una igualdad demasiado lejos”.

El comentario fue leído por dos colegas suyos, uno de ellos le pidió que explicara lo que quería decir.

Smith respondió que no podía entender por qué la gente sin fe que quieren casarse en una iglesia y que el Estado “no debe imponer sus normas sobre los lugares de fe y conciencia”.

Los compañeros de Smith se quejaron con sus empleadores, que dirigen y administran Trafford Housing Trust. Así que se abrió un proceso de investigación y disciplinario en contra de Smith, antes de tomar la decisión de disminuir el nivel de su puesto de gestión y reducirle su salario en un 40 por ciento.

A pesar de los comentarios que se hicieron fuera de las horas de trabajo de Smith, sus declaraciones supuestamente habían dañado su reputación por lo cual había cometido una falta grave, no se le despidió porque había sido un leal trabajador durante 18 años.

Aunque, Smith apeló la decisión, que fue confirmada por los altos directivos. Ahora ha ido a los tribunales, alegando interferencia ilícita con sus derechos a la libertad de expresión y la libertad religiosa.

Él está siendo apoyado en su desafío legal por parte del Instituto Cristiano y abogado el Tom Ellis, del Manchester una firma de abogados llamada Ainsworth Aughton.

“Como cristiano, Adrian cree en los valores de justicia, cortesía y respeto a las opiniones de los demás”, dijo Ellis.

“Estos son los valores de una sociedad madura y sana. Sin duda, deja espacio para que los colegas para discutir e incluso estar en desacuerdo acerca de los temas del día. Conversaciones como esa suceden en oficinas y fábricas por todo el país todos los días”, dijo el abogado.

“Nada de lo que dijo era ofensivo o abusivo. Sus comentarios fueron tranquilos, medidos y razonables. Adrian ha sido tratado de manera desproporcionada e incluso aquellos que están en desacuerdo con sus opiniones seguramente estarán de acuerdo que ha sido tratado injustamente”.