nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Dos muertos y 14 heridos durante Halloween en EE UU

Mitch Landrieu, alcalde de Nueva Orleáns, expresó en conferencia de prensa que fue “una cultura de violencia” de jóvenes negros que utilizan armas ilegales plagando la la ciudad y debe acabar.

  • Policial/Judicial    
  • 2 nov 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El alcalde Mitch Landrieu dijo en respuesta a los cinco diferentes tiroteos, que “una cultura de violencia” de jóvenes negros con armas ilegales ha plagado la ciudad y debe acabar

Nueva Orleáns.- Durante las fiestas de Halloween en Nueva Orleáns, dos personas murieron y 14 más resultaron heridas en un tiroteo, en el área turística de Bourbon Street, informaron las autoridades el martes, según informa la AP.

Mitch Landrieu, alcalde de Nueva Orleáns, expresó en conferencia de prensa que fue “una cultura de violencia” de jóvenes negros que utilizan armas ilegales plagando la la ciudad y debe acabar.

“Esta sigue siendo una batalla por el futuro de nuestra ciudad’”, dijo Landrieu.

Alrededor de la media noche, dos hombres empezaron a dispararse entre sí en Bourbon Street, cerca del famoso centro nocturno Chris Owens. Cuando terminó el tiroteo, Albert Glover, de 25 años, de Nueva Orleáns quedó muerto y otras siete personas heridas. El portavoz de la policía Garry Flot dijo que ninguno de los heridos corría peligro de muerte.

El otro tiroteo se dio una hora después en Canal Street, donde Joshua Lewis, de 19 años, fue muerto y otros tres resultaron heridos luego de Lewis se topara con Baltiman Malcom, desatando una discusión que llegó a los disparos.

La policía persiguió y arrestó a Malcom, de 24 años. Los otros fueron heridos sin intención cuando los hombres descargaron sus armas, dijo Serpas.

Una discusión que pasó a los puños y luego a las armas fue el aparente motivo del tiroteo. Ocurrió en el corazón del distrito turístico de la ciudad y podría ser un revés a uno de los pilares económicos de la ciudad.

Los otros tres tiroteos dejaron cuatro personas heridas en otras áreas de la ciudad pero nadie murió.

En Valencia abundó el abuso de las fiestas

En Valencia España no hubo muertos pero si una mezcla de abusos porque el centro de la ciudad fue tomado por miles de jóvenes ataviados con disfraces de brujas, zombis y calabazas que consumieron alcohol en las calles hasta altas horas de la madrugada y obligaron a desplegar servicios especiales de policía, asistencia sanitaria y limpieza.

Ocho toneladas de basura se recogieron en el casco antiguo, 37 chicos tuvieron que ser atendidos por excesos etílicos y se contabilizaron cinco heridos por cortes de botellas. Hubo que proteger incluso con vallas algunos puntos de especial sensibilidad patrimonial como la plaza de la Virgen.

El propio Ayuntamiento de Valencia, fijó como punto neurálgico la fiesta el barrio del Carmen y más concretamente el entorno de la plaza de la Reina. Había pasado en años anteriores y cada vez ocurre con mayor intensidad. Miles de personas se dieron cita en el casco antiguo para pasar la noche de la forma más variada, acudiendo a los locales de ocio, la mayoría de los cuales habían organizado fiestas temáticas; paseando por las calles o recurriendo a improvisados botellones, generalmente en las plazas que salpican la zona.