nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Una mujer es violada y asesinada tras un ritual satánico

Tras un engaño el brujo “El Matagatos”, violó y mató a una mujer de 18 años. Él asesino había convencido a la mujer de que su suegra le había hecho un trabajo de brujería en su contra.

  • Policial/Judicial    
  • 28 nov 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una mujer de 18 años de edad fue encontrada muerta en un rancho en la avenida principal del sector del barrio Las Torres de La Vega donde la policía comprobó que se había practicado un ritual satánico y que joven presentaba signos de haber sido violada.

Yusmelin Yaderi Ríos, es el nombre de la fallecida, y según Deivis Rondón, -esposo de la occisa-, “El Matagatos”, quien es brujo fue quien le entregó a su niño de 8 meses y le dijo que su mujer había muerto en el interior del rancho a las 4 de la mañana del sábado, publica el diario El Universal de Venezuela.

Rondón, encontró a su mujer arropada en la cama del brujo. Tocó su mejilla y descubrió que estaba fría. Al quitarle la sábana vio que su pecho estaba desnudo, su pantalón desabrochado, el brillo que cubría sus labios estaba regado irregularmente por toda su boca y nariz, no tenía ropa interior. Al abrir la pañalera encontró el blúmer de Yusmelin Yaderi Ríos.

La ver tal escena Rondón no tocó el cadáver y llamó a funcionarios del Cicpc a las 5:40 am para que investigarán lo sucedido. Seis horas después los funcionarios encontraron dentro de la vivienda de cinc, tablas y piso de tierra, calaveras, esencias, perfumes, ídolos y collares.

Los zarcillos de la víctima estaban depositados en un altar satánico.

Ni “El Matagatos”, ni su esposa, dieron explicaciones de lo sucedido. El individuo argumentó que la chica ya había fallecido cuando él llegó y su esposa explicó que se había quedado dormida cuando ocurrió la tragedia.

Sin embargo, Diana Fuentes, vecina del sector, indicó que el brujo se acercaba a las muchachas para ofrecerles sus servicios de consulta: “A mí me llegó a decir que tenía un muerto recostado. Siempre les metía unas cosas raras en la cabeza y pedía dinero por todo”, dijo Fuentes.

Rondón comentó que su esposa le había revelado que visitaba al brujo porque éste la había convencido de que su suegra le había hecho un trabajo de brujería en su contra. “Siempre le dije que no creyera en eso porque hay un solo Dios. Ella tenía la mente muy débil”, lamentó Rondón.

Lo sorprendente del caso es que el matrimonio asistía a una iglesia evangélica llamada Caminando Sobre Lo Natural ubicada en el mismo lugar donde residen. Rondón creía que su esposa no había llegado a casa porque creía que andaba en la iglesia.