nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Protestar contra el aborto podría afectar la libertad de expresión en Inglaterra

Una pareja fue arrestada por la policía, por protestar contra el aborto, fueron acusados por la Ley de Orden Público, que tipifica como delito mostrar signos o “cualquier otra representación visible que sea amenazante, abusiva o insultante”.

  • Policial/Judicial    
  • 1 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Dos cristianos activistas pro-vida, han aparecido en la corte de Inglaterra esta semana, por realizar una protesta afuera de una clínica abortiva. Andy Stephenson y Sloane Kathryn portaban carteles fuera de la clínica de aborto, la cual es financiada públicamente por BPAS en Brighton. Esto ocurrió en junio pasado y en su protesta mostraban un feto abortado.

Ellos habían organizado una protesta silenciosa frente a la clínica desde el año 2007, sólo explicando sus puntos de vista a las mujeres antes que entraran a la clínica para someterse a un aborto.

La pareja fue arrestada por la policía, después de negarse a renunciar a su protesta, así que fueron acusados posteriormente por la Ley de Orden Público, que tipifica como delito mostrar signos o “cualquier otra representación visible que sea amenazante, abusiva o insultante” o “susceptibles de causar acoso, alarma o angustia”.

La Corte de Magistrado de Brighton declaró ‘no culpable’ a Andy Stephenson y Sloane Sloane Kathryn, alegando que las pancartas son “necesarias para educar a las niñas embarazadas y a las mujeres contra la « engañosa » la información dadas en las clínicas BPAS”.

Stephenson, padre de tres hijos en Worthing, en East Sussex, dijo: “Fuimos a la clínica de Brighton, porque sabemos que las mujeres van allí y parece que el lugar es obvio para realizar una protesta”.

“No teníamos el deseo de ser detenidos, pero creemos sinceramente que esta es una forma legal de manifestarse. Nos llevaron a la comisaría local, donde nos trataron como delincuentes comunes”, dijo Stephenson.

Él y Sloane Kathryn, son parte del grupo pro-vida Abort67, lo que está haciendo campaña contra el aborto declarado ilegal.

El caso de ambos cristianos pro vida, está siendo apoyado por el Centro Cristiano Legal (CLC, por sus siglas en inglés), que dijo que una mujer cambió de opinión de abortar su hijo cuando tenía sus 22 semanas de edad de gestación, gracias a estos dos cristianos que hablaron con ella.

Andrea Minichiello Williams, presidente ejecutivo de CLC dijo: “Este es un caso de prueba clave que puede afectar la libertada de expresión de todos. Andy y Kathryn realizaron manifestaciones de respeto y no se les debe negar el derecho de compartir sus puntos de vista con los demás, es importante…que su libertad de expresión sea defendida con firmeza.

“La libertad de expresión es vital en una democracia. Da una oportunidad a la gente para reflexionar y pensar de nuevo, y tal vez para cambiar de opinión después de haber oído todos los hechos”, dijo Minichiello.