nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Incendio en la cárcel de Honduras mata a unos 100 evangélicos

En una cárcel de Comayagua, a unos 140 km al norte de Tegucigalpa, la capital hondureña, el incendio mató al menos 300 presos, entre ellos 100 convertidos al cristianismo que fungían como pastores evangélicos.

  • Policial/Judicial    
  • 20 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un incendio ocurrido en una cárcel de Comayagua, a unos 140 km al norte de Tegucigalpa, la capital hondureña, conmocionó al país. El fuego mató al menos a 300 presos, muchos de ellos eran personas convertidas al cristianismo por lo que se había convertido en pastores evangélicos que llevaban a cabo los servicios diarios de culto en la cárcel.

El portavoz del Departamento de Bomberos, Josué García, calificó de “horribles” las escenas que vio en el lugar al tratar de extinguir el fuego.

Dijo que muchos de los prisioneros murieron llorando, por no poder salir de sus celdas. En la prisión había 852 hombres encarcelados.

Her Chinchilla, líder de un grupo capellanes de cárceles de Honduras, fue entrevistado por CBN News y él explicó que “hay muchos cristianos entre las víctimas”, dijo Chinchilla, por lo que destacó que entre 180 y 200 de los arrestados eran los creyentes que se habían reunido en una capilla en el centro de la prisión. Este compuesto fue de los primeros en ser consumido por las llamas. Se estima que alrededor de 100 de los muertos eran “pastores de las células”.

“En el centro tenemos pastores que están trabajando con los presos.

Muchos de ellos hacen su formación teológica. Hay servicios todos los días, este trabajo es apoyado por diversas iglesias y ministerios”.

Había un sistema de “células”, donde un prisionero estaba predicando todas las noches, con la aprobación de las autoridades penitenciarias. Los líderes de las células fueron elegidos de acuerdo a su testimonio. Varios funcionarios de prisiones asistían, para escuchar la predicación de los líderes de cada celda.

Chinchilla y varios pastores han comenzado a dar apoyo espiritual a las familias que perdieron a sus seres queridos después del incendio. Pero dicen que lo ocurrido no impide la continuación del ministerio, que debe ser reiniciado.

Una encuesta del ministerio indica que alrededor de 70 prisioneros que han estado en esa prisión hoy son pastores de diferentes iglesias en Honduras.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, prometió una investigación exhaustiva sobre el fuego. Dijo que es “una tragedia lamentable e inaceptable”. Las investigaciones aún deben dar con la causa del incendio. La hipótesis más probable es que las malas condiciones eléctricas ocasionaron el incendio, sin las autoridades penitenciarias no descartan la idea de que un motín podría haber sido la causa del incendio.

Traducido y adaptado de CBN News por NoticiaCristiana.com