Propietaria de un hotel multada porque no permitió que una pareja gay durmieran juntos

Según la propietaria cristiana del hotel en Cookham, Berkshire, ella estaba tratando de defender sus creencias sinceras sobre el matrimonio.

  • Policial/Judicial    
  • 19 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una mujer cristiana propietaria de un hotel fue multada porque esta no le permitió a una pareja gay que compartieran cama doble, así que ahora Susanne Wilkinson, la dueña de “Swiss Bed and Breakfast”, está siendo acusada de haber violado las leyes de igualdad, según un juez inglés.

Wilkinson, ahora tendrá que pagar una multa de 3.600 euros (cerca de 6.000 dólares) en concepto de daños y por herir los sentimientos de una pareja homosexual, Michael Black y John Morgan (aparecen en la foto).

Según la propietaria cristiana del hotel en Cookham, Berkshire, ella estaba tratando de defender sus creencias sinceras sobre el matrimonio.

Aunque el juez creyó que las creencias de Wilkinson, eran genuinas, no obstante consideró que sus reglas rompieron las leyes de igualdad al establecer una discriminación directa contra los gays.

El juez, sin embargo, le concedió permiso a Wilkinson a apelar contra la sentencia.

“Naturalmente, mi esposo y yo estamos decepcionados por haber perdido el caso y hemos sido condenados a pagar 3.600 libras en daños y perjuicios por daños morales. Tenemos la opción de apelar, y vamos a considerarla seria”, dice ella.

“Creemos que una persona debe tener la libertad de actuar según sus creencias sinceras sobre el matrimonio, bajo su propio techo sin tener que vivir con el temor de la ley. Las Leyes de igualdad han ido demasiado lejos cuando comienzan a entrometerse en una casa de familia”, agregó.

Esta mujer empresaria, está preocupada porque por medio de esta ley hay un control sobre la libertad de expresión y hacia los cristianos.

“Yo soy cristiana, no sólo los domingos en la iglesia, sino en todas las áreas de mi vida, como Jesús espera de sus seguidores”, dijo Wilkinson. “Eso es todo lo que estaba tratando de hacer y creo que es muy malo castigarme por eso, especialmente después de soportar más de dos años de abuso vil y amenazas. Encontramos que esta justicia es extraña en una sociedad que aspira a ser cada vez más tolerante”.

El Christian Institute, es una organización nacional que protege la libertad civil de los cristianos, y ahora ha tomado el caso de Wilkinson para defenderla.

“La ley debería ser más flexible al permitirle a la gente que viva de acuerdo con sus propios valores bajo su propio techo. Un poco más de equilibrio se necesita, en lugar de permitir una serie de derechos para suprimir automáticamente los otros”, dijo Christian Institute.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News