nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Ateos preguntan donde estaba Dios tras la muerte de 233 personas en una disco en Brasil

Brasil, amaneció ayer domingo en medio de la conmoción producida por este incendio en un boliche de la ciudad de Santa María, en Rio Grande do Sul, que dejó al menos 233 muertos y 131 heridos.

  • Policial/Judicial    
  • 28 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Asociación Brasileña de Ateos y Agnósticos (ATEA) ha provocado muchas críticas en su contra tras publicar en Twitter y Facebook una imagen de las personas que murieron ayer en un disco de Brasil. Según ellos preguntan: “¿Dónde estaba Dios que permitió que murieran estas personas?”. Su conclusión es porque “Dios no existe”.

Brasil, amaneció ayer domingo en medio de la conmoción producida por este incendio en un boliche de la ciudad de Santa María, en Rio Grande do Sul, que dejó al menos 233 muertos y 131 heridos.

El fuego se inició en medio de la presentación de una banda que realizó un show de pirotecnia sobre el escenario. El Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militarizada del Estado de Río Grande do Sul informó que del total de fallecidos, 120 son hombres y 113 mujeres, en su gran mayoría jóvenes universitarios, cuyos cuerpos fueron trasladados al Centro Deportivo Municipal, un gimnasio de Santa María.

La tragedia dejó además 131 heridos, según el último reporte oficial, que corrigió la cifra de 48 lesionados, divulgada inicialmente.

El incendio comenzó poco después de las dos de la madrugada en la discoteca Kiss.

Los bomberos lograron controlarlo recién más de tres horas después y hasta tuvieron que abrir huecos en las paredes para poder ingresar, dado que el local sólo tenía una puerta de acceso y, según testimonios, personal de seguridad en un principio impidió la salida.

El delegado de la Tercera Comisaría de Policía Civil en Santa María, Sandro Meinerz, dijo a la Radio Gaucha que la mayoría de las personas murió por inhalación de humo al no conseguir salir a tiempo del lugar.

La Asociación Brasileña de Ateos y Agnósticos (ATEA) aprovechó esta tragedia para cuestionar la creencia de los cristianos, sin embargo la Ley N º 2848 del 7 de diciembre de 1940, dice en su artículo 212, que es delito el uso de imágenes de cadáveres y cenizas, así que esta organización podría ser acusada de violar esta ley.

Por otro lado hubo varios ateos que no estaban de acuerdo con la posición de ATEA porque “yo, como ateo, me siento avergonzado por lo que hizo Atea. No es hora de hundirnos en el oportunismo ideológico, sino ser solidarios”, escribió un usuario llamado Guilherme Côrtes.

“ATEA, esta página es una vergüenza para los verdaderos ateos. En caso deberían ser denunciados porque predican el odio a las religiones. Y el ser un ateo no es eso”, escribió Tiago Tai.
“La falsedad, la intolerancia y el oportunismo fueron siempre prácticas de ATEA. La imagen del fuego es más que otra demostración de su mal carácter “, dijo André Rodríguez.

El grupo ATEA, también usó el argumento de que muchos religiosos frecuentan clubes nocturnos, diciendo que están en las iglesias.

“Todo comenzó porque utilizaron artefactos pirotécnicos en un local cerrado. Eso generó un incendio y un humo muy tóxico que se expandió rápidamente”, explicó el comandante del Cuerpo de Bomberos de Río Grande do Sul, coronel Guido de Melo. “El uso de un equipo no permitido terminó provocando la tragedia”, agregó el oficial, quien informó que la licencia de funcionamiento de la discoteca estaba vencida.

El boliche en el que ocurrió la tragedia es uno de los más populares de Santa Maria. El escenario que dejó el incendio es un cuadro de terror. Cuerpos y más cuerpos de jóvenes semicarbonizados fueron arrastrados entre los escombros hacia el exterior del local y cubiertos con lonas blancas. Todavía se desconoce el número de personas que estaban dentro del local, que tiene una capacidad máxima para 2.000.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Gospel Prime con información del Clarín