Hombre demanda sacerdotes y obispo por no expulsar los demonios de su casa

El abogado de la arquidiócesis, Anton Alin, rechazó la denuncia de fraude, diciendo que el exorcismo se realizó de acuerdo a la tradición ortodoxa y no hay manera de probar que los demonios sigan allí.

  • Policial/Judicial    
  • 11 abr 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Madalin Ciculescu, un abogado de la ciudad rumana de Pitesti, afirmó que “demonios flatulentos” estaban en su casa porque se encendía, se apagaba el televisor y constantemente se sentía un olor apestoso.

Supuestamente uno de esos espíritus se había introducido en el secador de pelo de la madre de Ciculescu, porque “una sombra de negra había salido del objeto cuando alguien trató de usarlo”, dice.

Ciculescu, de 34 años, llamó a cuatro sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa para realizaran un exorcismo en su casa, pero él dice que el hedor continuó después que ellos terminaron.

Así que decidió demandarlos por “fraude”.

El cargo es por “práctica religiosa engañosa”, es la primera de su tipo que llegó a un tribunal rumano. Según la demanda, que también es contra el obispo Constantin Argatu, que nunca estuvo en la propiedad del abogado, pero debe responder porque envió a esos sacerdotes.

El caso fue rechazado por un tribunal de primera instancia de Rumania y ahora ha sido anulada por el Tribunal Supremo rumano, pero el abogado dice que planea apelar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La afirmación del abogado es: “Si ellos (los acusados) representan a Dios, entonces Dios está fallando. No expulsan los demonios -que dejan mal olor- como lo prometen. Sigo viendo los diferentes tipos de demonios, en forma de animales, generalmente de pollos, y están arruinando mi vida. Cuando estoy en casa, se enciende y se apaga la TV todo el tiempo y dejan un olor horrible, me da dolor de cabeza. Básicamente, pasean por mi casa y mi oficina”.

El abogado de la arquidiócesis, Anton Alin, rechazó la denuncia de fraude, diciendo que el exorcismo se realizó de acuerdo a la tradición ortodoxa y no hay manera de probar que los demonios sigan allí.

La corte rumana estuvo de acuerdo con la defensa y absolvieron al obispo y a los sacerdotes de la iglesia: Ionut Cret Ovidiu, Gheorghe Nicut, Marius Dumitrescu y Gheorghe Dunitru. A medida que el recurso fue rechazado Ciculescu, se le ordenó pagar todos los costos de la corte.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com MSN y Mai Daily