nav
Viernes 09 de Diciembre de 2016

Liberan a dos pastores que habían sido arrestados por “propagación de la fe”

Los pastores fueron detenidos el 5 de febrero en el distrito de Phin, provincia de Savannakhet, después de que un oficial de policía los sorprendiese viendo y duplicando un DVD titulado: “El final de los tiempos”.

  • Policial/Judicial    
  • 9 abr 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

LAOS / . – Dos pastores evangélicos de Laos que fueron detenidos el 5 de febrero de 2013, y acusados de “difundir la religión cristiana”, han sido puestos en libertad y, desde mediados de marzo, han podido regresar con sus familias.

Los pastores Bounma, Somkaew y Bounmee, fueron detenidos el 5 de febrero en el distrito de Phin, provincia de Savannakhet, después de que un oficial de policía los sorprendiese mientras estaban viendo y duplicando un DVD de contenido cristiano, titulado: “El final de los tiempos” en una copistería en el mercado del distrito.

Las autoridades los acusaron de “difundir la religión cristiana” a través de la película.

El vendedor y uno de los pastores fue puesto en libertad poco después del arresto, los otros dos fueron retenidos y llevados a la cárcel del distrito de Phin. Luego durante un tiempo, los dos pastores fueron detenidos en una sección de alta seguridad de la prisión reservada para los presos que han cometido los delitos más graves.

Las condiciones en esta parte de la prisión son particularmente restrictivas: los prisioneros están encadenados juntos y ni siquiera se puede salir de la celda para realizar las necesidades fisiológicas.

Cabe denunciar que el pastor Bounma, fue brutalmente golpeado por la policía y en la cárcel, en un intento de forzarle a confesar.

Christian Solidarity Worldwide, acogiendo con beneplácito la liberación de los Pastores, denunció las falsas acusaciones contra los tres hombres y el uso de la tortura para obtener una confesión.

“Instamos a las autoridades a proteger el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, y a garantizar que los presos no sean sometidos a tortura ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, de conformidad con las obligaciones del Gobierno de Laos, en el marco del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.

Fuente: Agencia Fides