Hombre invade con su carro un templo porque lo perseguía el demonio

El hombre salió esposado del templo, escoltado por la Policía Local y era conducido a comisaría, donde se le tomó declaración y se le sometió un control de alcoholemia, que dio negativo.

  • Policial/Judicial    
  • 3 may 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un hombre cuyo nombre es desconocido invadió con su vehículo un templo católico porque según el: “Me perseguía el demonio”. Esta fue la explicación que, según los testigos, dio el vecino ayer el jueves por la tarde irrumpió con su coche, al parecer, buscaba refugio.

No fue un accidente, como se pudo pensar en un primer momento, “a base de golpear el remolque contra una de las puertas de entrada provocó un escándalo porque los chirridos de las ruedas eran ruidosos.

Pero cuando por fin derribó la puerta parecía que había caído una bomba”, dicen algunos testigos del insólito suceso.

También se produjeron ataques de histeria “porque los vecinos creían que se había producido un atentado”. Según señalan fuentes cercanas al caso, el hombre, que al parecer sufre de enajenación mental, llevaba un machete oculto en la pantorrilla.

El hecho ocurrió a eso de las siete y media de la tarde, sin embargo la iglesia se encontraba semivacía. Apenas había algunas personas rezando el rosario. Dos de ellas tuvieron que ser atendidas por contusiones leves en manos y piernas tras producirse el accidente.

Poco después del accidente, el hombre salió esposado del templo, escoltado por la Policía Local y era conducido a comisaría, donde se le tomó declaración y se le sometió un control de alcoholemia, que dio negativo.

El detenido ha pasado dos noches en los calabozos del cuartel de la Guardia Civil de Totana y hoy está previsto que pase a disposición judicial, una vez que se han calculado los daños que provocó en el templo, concretamente en la portada interior de la iglesia y en varias filas de bancos.

Fuente: La Opinión de Murcia