Ocho pastores evangélicos hondureños han sido asesinados en lo que va de 2013

La mayoría de estos ocho pastores evangélicos han sido asesinados a tiros en la capital y el norte del país. El 90 por ciento de estos crímenes fueron con un arma de fuego. De estos siete casos ninguno ha sido resuelto por la justicia.

  • Policial/Judicial    
  • 22 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

HRN, un medio local hondureño informó que unos ocho pastores evangélicos han sido asesinados en lo que va de 2013, uno cada 20 días de promedio, refleja la preocupante situación de Honduras.

El asesinato más reciente ocurrió el miércoles (19) en una aldea de Santa Rosa de Copán. Según fuentes policiales, el pastor Eduardo Mejía, que lideraba la iglesia denominada “Dios es Amor” fue liquidado de varias puñaladas.

El primer homicidio del 2013, se registró el pasado 10 de enero cuando varios hombres mataron a tiros al pastor Elio Ramón Valladares Hernández de 45 años en la colonia Villa Ernestina de San Pedro Sula.

Los asaltantes intentaban extorsionar al pastor. Según el informe de la Policía Nacional el pastor suplicó que no le quitaran la vida por 30 mil lempiras que le pedían como cuota del llamado ‘impuesto de guerra’.

El seis de marzo, el evangelista Braulio Manuel Raudales de 57 años de edad fue herido a balazos por desconocidos en la sexta avenida de la ciudad de Comayagüela, sin que hasta el momento se conozca las razones del crimen.

El 26 de abril, un pastor de origen nicaragüense fue torturado y luego asesinado en la comunidad de San José de La Landa.

El 7 de mayo, el pastor Omar Castellanos falleció después de que le dispararan en reiteradas ocasiones en el interior de un restaurante ubicado en la ciudad de La Ceiba, Atlántida.

20 días después, el líder religioso Daniel Octaviano Baquedano, de 49 años de edad, murió de forma violenta después de ser alcanzado por una bala durante un enfrentamiento armado entre pandilleros en la colonia Villafranca de Comayagüela.

El 90 por ciento de estos crímenes fueron ocasionados con un arma de fuego. De estos siete casos ninguno ha sido resuelto por la justicia.

600.000 mil armas ilegales

En Honduras circula casi un millón de armas de las cuales unas 600.000 son ilegales, las cuales en su mayoría están en manos de delincuentes según estimaciones de la Secretaria de Defensa Nacional.

Diecisiete disposiciones en los últimos 19 meses aprobaron los poderes Ejecutivo y Legislativo en Honduras en aras de combatir la violencia, pero los índices de criminalidad siguen en ascenso.

Con una tasa de 85 homicidios por cada 100 mil habitantes, registrada el pasado año, esta nación centroamericana es la más violenta del mundo, según datos revelados por organismos de derechos humanos.

Fuentes: Radio HRN y Protestante Digital