Evangelista es detenido en Londres por predicar que la homosexualidad es un pecado

Miano, fue encontrado culpable por violar la Ley de Orden Público Sección 5 y por “utilizar un discurso homofóbico que podría causarles a las personas ansiedad, angustia, alarma e insulto”, dijo Miano en un video de YouTube.

  • Policial/Judicial    
  • 17 jul 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Tony Miano, un ayudante retirado del sheriff del condado de Los Ángeles, California, fue arrestado en Londres, Inglaterra, a principios de esta semana por no abstenerse de predicar contra la inmoralidad sexual, tanto heterosexual como homosexual, en el centro de Wimbledon.

Miano, fue encontrado culpable por violar la Ley de Orden Público Sección 5 y por “utilizar un discurso homofóbico que podría causarles a las personas ansiedad, angustia, alarma e insulto”, dijo Miano en un video de YouTube.

Predicando en 1 Tesalonicenses 4:1-12, Miano, habló acerca de los pecados sexuales durante 25 minutos antes de ser cortado por agentes de la Policía Metropolitana, quienes le dijeron que a pesar que la predicación en sí no es un delito, la parte específica de la Biblia que predicaba fue interpretada como homofóbico por una mujer que llamó a los agentes para quejarse.

Miano, dijo a la policía que él no odia a los homosexuales, y reiteró que él estaba predicando acerca de todas las formas de inmoralidad sexual – la lujuria, la fornicación y la adicción a la pornografía. Dijo que el “ama homosexuales suficiente para llevarles a la verdad del Evangelio”.

Posteriormente, Miano fue detenido y escoltado, le quitaron las esposas una vez que llegó a la comisaría, donde fue detenido, le tomaron sus huellas digitales, además de fotografiado. La policía también tomó una muestra de ADN para asegurarse de que él no era un criminal buscado.

Durante las siete horas que pasó en la cárcel, Miano dijo que fue interrogado acerca de su fe en Jesucristo donde además fue interrogado.

“Me preguntaron si yo creo que la homosexualidad es un pecado. Me preguntaron en qué parte de la Biblia estaba leyendo. Me preguntaron que si un homosexual tenía hambre y se acercaba a mí, yo le daría algo de comer”.

Miano, corría el riesgo de permanecer 24 horas en la cárcel pero estuvo solo siete horas también, podía ser retenido en Inglaterra por un cinco meses para un juicio pero con la ayuda de Christian Concern y American Center for Law and Justice and Alliance Defending Freedom, fue liberado ese mismo día que lo arrestaron

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post