nav
Martes 06 de Diciembre de 2016

Pareja condenada por rechazar atención médica a su hijo y confiar solo en “oración de sanación”

Después de permitir que muriera su segunda hijo por las mismas razones de rechazar cualquier atención médica, el juez podría condenar a la pareja cristiana fundamentalista a 40 años de prisión.

  • Policial/Judicial    
  • 9 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un juez condenó ayer (8) a una pareja de cristianos fundamentalistas por la muerte de su hijo. El agravante es que hace cuatro años, perdieron otro hijo “en circunstancias muy similares”.

Herbert y Catherine Schaible fueron acusados en el 2009 de ser culpables por la muerte de su hijo Kent, que entonces tenía dos años de edad. Fueron declarados culpables de homicidio sin intención de matar. Sin embargo fueron puestos en libertad condicional por 10 años, pero se les ordenó solicitar atención psiquiátrica y atención médica para sus hijos cuando fuera necesario.

Recientemente otro hijo de la pareja llamado Brandon, de 8 meses, murió, el juez responsabilizó a los padres por la misma actitud negligente. En ambos casos, los padres se negaron a llevar a los niños al médico, prefiriendo la oración de fe para que fueran sanados.

La muerte de los niños fue vista por ellos como “voluntad de Dios”. Estaban en libertad condicional desde el 2010, pero el juez Benjamín Lerner, ahora ha aceptado la acusación de enviarlos a la cárcel por “homicidio culposo”, es decir, cuando no hay intención de matar. Si son declarados culpables, podrían ser encarcelados por 40 años.

La sentencia definitiva se producirá antes de que finalice el año.

“Ellos aprendieron por las malas… un niño puede morir si no se le facilita la atención médica”, dijo el juez en la sentencia. De acuerdo con los registros del caso, el niño sufría de problemas respiratorios y de haber pasado casi una semana en estado crítico con diarrea y fiebre.

Herbert, de 45 años, dijo a los investigadores: “Creemos en la sanidad divina, Jesús murió en la cruz… para vencer el poder del diablo”. Catalina, de 44 años, y su esposo son miembros y ex profesores de escuela dominical de la Primera Iglesia del Evangelio Primitivo, un pequeño grupo que se congrega en Filadelfia.

“El juez considera que son una amenaza para sus propios hijos, pero no para la comunidad”, explicó la promotora, Joanne Pescatore, que demandó a la pareja en el 2010. Por lo tanto, sus otros siete hijos fueron enviados a un orfanato.

Nelson Clark, pastor de la iglesia, dijo que la pareja perdió a sus hijos a causa de algún “fracaso espiritual” en sus vidas. También criticó a las autoridades por tratar de obligar a sus miembros a buscar un “sistema de salud tan defectuoso”.

En Estados Unidos, alrededor de una docena de niños mueren cada año porque los padres prefieren la sanidad divina en lugar de la medicina, los problemas suelen ser fáciles de tratar, según los expertos. En el Estado de Oregon, la “curación por la fe” se juzga como intento de asesinato.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de ABC