Supuesta Iglesia celular era utilizada para distribuir drogas en Brasil

“La iglesia fue utilizada como tapadera para ‘Wellington’. Su mujer sabía de la droga. Ella y los miembros cantaban canciones pentecostales y citaban pasajes de la Biblia en un intento para despistar a los investigadores, pero guardaron silencio cuando encontramos la droga” , dijo la policía.

  • Policial/Judicial    
  • 7 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Doce kilos de marihuana comprimidas fueron incautadas el jueves (3) por la tarde, por la Policía Civil, en dos casas del barrio Hileia, en el centro-oeste de Manaus. De acuerdo con el jefe de la Seccional Oeste, delegado de Suely Costa, una de las residencias, trabajaba supuestamente como una célula de la Iglesia Pentecostal Unida de Brasil.

La dueña de la propiedad y responsable de la iglesia celular, Kethleen Michele Silva, de 22 años de edad fue capturada infraganti por tráfico de drogas.

La policía reveló que se está buscando a su marido, identificado como ‘Wellington’, considerado como el propietario de la droga. Dentro de la casa, la policía encontró un poco más de una libra de marihuana.

“La iglesia fue utilizada como tapadera para ‘Wellington’. Su mujer sabía de la droga. Ella y los miembros cantaban canciones pentecostales y citaban pasajes de la Biblia en un intento para despistar a los investigadores, pero guardaron silencio cuando encontramos la droga”, dijo el delegado de la policía.

En la casa de Maria Ruth Santos, de 55 años de edad, -vecina de Michele-, los policías encontraron una maleta con 11 kilos de mariguana prensada, divididas en bolsas de plástico.

También fueron arrestados, Maikon Douglas Souza Silva y Kirke Douglas Lima, ambos de 22 años, sospechoso de vender drogas.

El delegado de Suely, explicó que ‘Wellington’ estaba siendo investigado desde hace dos meses, después de algunas detenciones por consumidor de droga.

La policía, montó esta operación llamada: “Mata Verde”, después de descubrir que se había recibido una gran cantidad de marihuana proveniente de Mato Grosso, así que la vecina, Maria Ruth, había sido contratada para salvar la mayor parte de la droga. “Él suministraba las ‘ bocas de humo’ por toda la ciudad. Cada paquete costaba 1.265 dólares”, explicó.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de D24 AM