nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Alianza Evangélica Mundial pide oración por la paz en Ucrania tras accidente aéreo MH17

“Hago un llamado a nuestra familia global para que oren por aquellos que han perdido a sus familiares o amigos como consecuencia de esta tragedia”, Geoff Tunnicliffe.

  • Policial/Judicial    
  • 18 jul 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Muchas preguntas quedan por responder sobre las circunstancias del siniestro del Boeing 777 de Malaysia Airlines que se estrelló ayer jueves cerca de la frontera de Ucrania con Rusia, con 298 personas a bordo.

El vuelo MH17 había salido de Ámsterdam (Holanda) a las 10:15 GMT rumbo a Kuala Lumpur, la capital de Malasia, pero acabó estrellado unas cuatro horas después en las inmediaciones de Donetsk, bastión de los rebeldes separatistas pro rusos.

El avión estrellado era un Boeing 777-200ER, el mismo modelo de la aeronave que desapareció en marzo mientras realizaba el trayecto Kuala Lumpur-Pekín.

Según Malaysia Airlines, el avión partió del aeropuerto Schiphol de Ámsterdam a las 10:15 GMT (12:15 hora local) del 17 de julio, y debía llegar al aeropuerto internacional de Kuala Lumpur a las 22:10 GMT (06:10 hora local).

La aerolínea perdió el contacto con el aparato cuatro horas después, a las 14:15 GMT, cuando éste volaba por una zona ubicada a 50 kilómetros de la frontera entre Rusia y Ucrania.

Imágenes del lugar del siniestro salieron a la luz más tarde y los testigos hablaron de docenas de cuerpos esparcidos sobre el terreno.

El asesor del gobierno de Ucrania, Anton Herashchenko, dijo que el avión fue alcanzado por un misil disparado por un lanzador Buk, un sistema de misiles tierra-aire de fabricación rusa.

Las autoridades ucranianas hicieron pública después la grabación de lo que dijeron era una conversación entre militantes pro rusos, en la que éstos admitían haber derribado el aeroplano.

Estados Unidos ha dicho que el avión fue derribado por un misil, pero que no está claro quién lo lanzó.

El líder separatista pro ruso Alexander Borodai, por su parte, acusa al gobierno de Ucrania de derribar el aparato. “Al parecer se trata de un avión de pasajeros derribado en verdad por la fuerza aérea ucraniana”, dijo a la televisión estatal rusa Rossiya 24 TV.

Tanto el gobierno de Ucrania como los rebeldes pro rusos que han estado luchando en la región han negado haber atacado al avión.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak dijo que una investigación se ha puesto en marcha de inmediato.

Sin embargo, el primer ministro ucraniano Petro Poroshenko, negó cualquier participación militar de Ucrania.

A la luz de esta última catástrofe, el secretario general de la Alianza Evangélica Mundial, Geoff Tunnicliffe, les ha pedido a los cristianos que oren por la paz en la región.

Él dijo en un comunicado: “Hago un llamado a nuestra familia global para que oren por aquellos que han perdido a sus familiares o amigos como consecuencia de esta tragedia”.

“Y una vez más renovamos nuestro llamado a la oración por Ucrania y el conflicto en curso en la región, para que haya una solución pacífica y duradera”, agregó.

Muchas de las personas que murieron en el accidente, asistirían a la Conferencia SIDA 2014 en Melbourne, Australia.

La conferencia seguirá adelante a pesar de la tragedia, a la luz del compromiso de aquellos que han luchado contra el VIH / SIDA. Bill Clinton y Bob Geldof se encuentran entre los oradores del evento.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com