nav
Domingo 04 de Diciembre de 2016

Cristiano recibe 90.000 dólares después que había sido despedido ilegalmente por evangelizar

La primera vez que le advertieron que no hablara de su fe en el trabajo fue en abril de 2008, después de que alguien se había quejado ante los Recursos Humanos. McAteer también tenía instrucciones de no evangelizar durante su hora de almuerzo.

  • Policial/Judicial    
  • 24 jul 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un hombre irlandés fue recompensado recientemente con 94.290 dólares por haber sido despedido ilegalmente por lo que una vez fue el Consejo del Condado del Sur de Tipperary donde él había evangelizado en varias ocasiones durante la jornada laboral.

El cristiano John McAteer, había sido advertido durante dos años que no le predicara a las personas. McAteer, sostiene que es un principio fundamental del cristianismo a testificar a otros, por lo cual terminó despedido.

El ex ingeniero civil Clonmel Municipio comenzó a trabajar para el Consejo en diciembre de 2007. Él fue el primero en advertirle de no hablar de su fe en el trabajo en abril de 2008, después de que alguien se había quejado ante los Recursos Humanos. McAteer también tenía instrucciones de no hablar de su fe durante su hora de almuerzo.

Después de varios incidentes con McAteer por evangelizar a sus compañeros de trabajo y miembros del público, se enfrentó a una acción disciplinaria en junio de 2008, y le advirtieron que si cometía más infracciones sería despedido. Una tercera acción disciplinaria ocurrió dos meses más tarde, después de que el empleado del gobierno ministró durante las horas de trabajo a un hombre en la calle.

Habló con otro hombre sobre Dios fuera de una tienda de café en junio de 2009, dando lugar a una suspensión de dos meses y a una reunión obligatoria con un terapeuta para ayudarle a dejar de evangelizar, según The Irish Times. Se desconoce si McAteer asistió a la terapia de mandato.

Después de hablar con un hombre acerca de Jesús en junio de 2010, McAteer fue despedido.

El Consejo insistió en que su despido no fue la discriminación religiosa, sino porque no siguió las instrucciones de sus supervisores.

Marian Duffy Oficial del Tribunal de Igualdad, encontró que la práctica de la propia religión está protegida por la Ley de Igualdad de Empleo del país.

Se encontró que la prohibición del consejo de evangelizar entre 9 a.m. y 5 a.m. tenía un impacto desproporcionado en McAteer.

“Por estas razones, estoy convencida de que el reclamante recibió un trato discriminatorio en relación con sus condiciones de empleo y el despido”, dijo Duffy.

El Tribunal también señaló que McAteer tuvo un liquidación de 54,000 euros un poco menos de 73.000 dólares, y no había sido incapaz de asegurar un empleo a tiempo completo desde su despido.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com