Tribunal confirma condena de muerte contra cristiana paquistaní Asia Bibi

El Tribunal de segunda instancia de la región paquistaní de Lahore ratificó ayer la pena de muerte para Asia. Esta madre de cuatro niñas y un niño fue acusada de blasfemia contra Mahoma por dos compañeras musulmanas del trabajo.

  • Policial/Judicial    
  • 17 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

LA INFORMACIÓN, Pakistán.- La mujer cristiana paquistaní Asia Bibi desde el 2009 fue acusada por blasfemia en su país un país en el que más del 95% de la población es musulmana. En 2010, la condenaban a la horca y desde entonces vive en el corredor de la muerte, aislada del mundo y de sus seres queridos.

El Tribunal de segunda instancia de la región paquistaní de Lahore ratificó ayer la pena de muerte para Asia. Esta madre de cuatro niñas y un niño fue acusada de blasfemia contra Mahoma por dos compañeras musulmanas del trabajo.

La experta de Amnistía Internacional, Olatz Cacho, explicó que es “una gran injustica” la condena impuesta a esta mujer. “Su delito fue expresar su opinión y ser cristiana”, señala la portavoz.

La disputa se desató después de que Asia se acercara a un pozo a por agua, de la que ella misma bebió, y dos hermanas musulmanas se negaran a beberla, calificando la bebida de “impura y contaminada”. Se enzarzaron en un discusión y las mujeres musulmanas aseguraron ante el ‘mulá’ del pueblo’ que Asia había insultado el nombre del profeta.

A los pocos días, las autoridades detenían a Asia hasta hoy.

“Tras la decisión de ayer, lo único que queda es recurrir al Tribunal Constitucional en 30 días para intentar que revoquen la sentencia”.

Asia está amenazada de muerte por grupos radicales y extremistas lo que ha provocado que sea sometida a un régimen de aislamiento muy duro. Sola, en una celda minúscula, pasa su día a día apegada a un ejemplar de la Biblia que tiene guardado. Su marido y sus hijas la visitan una vez al mes, tan solo 15 minutos.

Y no es la única que está en peligro ya que todo aquel que ‘ose’ defenderla está amenazado. Es más, tras su arresto en 2010, dos políticos paquistaníes que trataron de intervenir en su nombre fueron asesinados a tiros sin ningún miramiento, uno de ellos por su propio guardaespaldas.

El portavoz de la plataforma HazteOir.org, Miguel Vidal, denuncia que el tribunal estuvo coaccionado por un grupo de clérigos musulmanes “que asistieron sin ser invitados” al juicio entre abogados y magistrados.

Tras la decisión del tribunal, la familia de Asia Bibi está “preocupada, desanimada, triste y asustada”.

Si consigue la libertad, esta plataforma asegura que está preparada para proteger a la familia y los seres queridos relacionados. Vidal cuenta que no pueden desvelar cuál es el plan de huida pero lo que prima es salvar su vida frente aquellos que quieren acabar con este gran símbolo de la lucha por la libertad de expresión y creencia religiosa.

Asia, no es la única que se encuentra en el corredor de la muerte. Unas 8.000 personas sufren este infierno en Pakistán, a la espera de una sentencia, de los que 400 ya han agotado todos sus recursos pero se sigue sin ejecutar la pena.

Aunque Asia es fuerte y valiente su estado de salud, tanto físico como mental, nota las consecuencias de estar encerrada día y noche.

Con más de 180 millones de habitantes, el 97% profesa el islam. Paquistán es la sexta nación más poblada del mundo y es el segundo entre los países musulmanes después de Indonesia. El 80% es musulmán suní, mientras que los chiíes son el 20% del total. Hay también hindúes (1,85%), cristianos (1,6%) y sikh (0,04%).