Médico que se negó realizar aborto por razones de fe es absuelto

Tras la polémica desatada por Chazan, más de 3.000 médicos y enfermeras polacos firmaron una declaración en la que defendían su derecho a negar tratamientos contrarios a sus creencias religiosas.

  • Policial/Judicial    
  • 16 jun 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

El comité disciplinario absolvió al médico polaco Bogdan Chazan que se negó a realizar un aborto alegando razones religiosas. El caso ocurrió en 2014 cuando se negó a interrumpir el embarazo de una mujer cuyo feto estaba malformado.

Las leyes del país liberaron el procedimiento para casos como este, pero Chazan, que fue director del hospital de la Sagrada Familia de Varsovia prefirió no realizar el aborto.

Debido a esto fue acusado de maltratar a pacientes e incluso perdió su puesto en el hospital.

En su momento, el Ministerio polaco de Salud consideró que Chazan había vulnerado la norma de la práctica médica porque, al rechazar realizar el aborto, tendría que haber facilitado a la paciente un médico o centro alternativo donde poder interrumpir su embarazo.

En su defensa, Chazan reclamó la cláusula de conciencia y dijo que es un católico practicante y por tanto condena el aborto en cualquier circunstancia.

Con la nueva decisión, Chazan – que es un reconocido profesor de ginecología, quiere devuelta su cargo de director. “Sufrí una pena muy dura (la renuncia) y creo que eso no fue justo ni razonable”, dijo.

La polémica desatada por Chazan, provocó que más de 3 mil médicos y enfermeras firmaran una declaración en la que defendían su derecho a negar tratamientos contrarios a sus creencias religiosas.

El movimiento católico ha tomado fuerza en Polonia con opiniones como la de la doctora Wanda Póltawska, amiga del fallecido Juan Pablo II, para quien “la medicina actual representa el mal”.

“Aborto, inseminación artificial y, finalmente, rechazar a Dios como el creador mediante la práctica de la fecundación in vitro representan una amenaza para la vida eterna de todas las personas que cometen estos actos”, afirma Póltawska.