nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Tienda cristiana cerrará tras ser multada por negarse a celebrar boda gay

Hace unos dos años, la pareja se negó a alquilar sus instalaciones a una pareja gay de Des Moines. La pareja presentó una queja de discriminación a través de la Comisión de Derechos Civiles de Iowa.

  • Policial/Judicial    
  • 23 jun 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los propietarios menonitas de una tienda de regalos y bistro en Iowa, afirmaron que cerraran su negocio después que fueron condenados a pagar una multa cuando se negaron a celebrar una boda gay en el lugar.

Richard Odgaard y su esposa, Betty, son los dueños de Görtz Haus Gallery en Grimes, Iowa. Ellos dijeron a Christian Post que el negocio se cerrará a finales de agosto.

Pero, si la instalación se ajusta el lugar podría convertirse ahora en una iglesia.

“Si todo va según lo previsto, será una iglesia de nuevo, y como se dé la circunstancia, la iglesia la atenderemos”, dijo Betty. “¿No es [Dios] impresionante?”.

Hace unos dos años, la pareja se negó a alquilar sus instalaciones a una pareja gay de Des Moines. La pareja presentó una queja de discriminación a través de la Comisión de Derechos Civiles de Iowa.

Los Odgaards acordaron un acuerdo de 5.000 dólares, pero decidieron dejar de acoger las ceremonias de bodas para todas las parejas. “Nuestra fe no ha cambiado”, dijo Betty tras pagar la multa. “Por supuesto, es un golpe un poco demoledor, porque eso es una parte importante de nuestro negocio y las bodas son absolutamente magníficas en este lugar”.

“Fue tan odioso y tan horrible y personalmente me tumbó. Yo no quiero estar en esta Tierra nunca más. Se me destruyó”, dijo Betty en respuesta al público. “Yo estaba lista para dejarlo. Quería… salir de la ciudad. Yo sabía que esta galería que habíamos construido juntos nunca sería la misma otra vez”.