nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Ku Klux Klan es investigado por la quema de 7 templos cristianos

El FBI investiga la quema de siete templos religiosos relacionados a comunidades afroestadounidenses realizados tras el ataque en Carolina del Sur.

  • Policial/Judicial    
  • 1 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

El grupo “Caballeros Leales Blancos”, perteneciente a la organización racista Ku Klux Klan (KKK), convocó una protesta en la ciudad de Columbia, capital de Carolina del Sur (EE.UU.), para defender la bandera confederada, ante la campaña para retirarla del frontis del parlamento del Estado, tras el asesinato de nueve afroestadounidenses en Charleston.

El llamado de la organización extremista llega en momentos en que el FBI investiga la quema de siete templos religiosos relacionados a comunidades afroestadounidenses realizados tras el ataque en Carolina del Sur.

La protesta se realizará el próximo 18 de julio en las instalaciones del Capitolio en Columbia, con el objetivo de “defender la historia y la cultura blanca que la derecha quiere borrar de los libros de la historia”, según el mensaje que la propia organización dejó hoy en el periódico “The State” de Columbia.

La bandera confederada ha sido motivo de polémica tras el ataque registrado la semana pasada en una iglesia de la comunidad negra de Charleston (Carolina del Sur), donde nueve personas fueron asesinadas a tiros por Dylann Roof, un joven blanco que en varias fotografías aparecía junto a la bandera confederada y que pretendía desatar una “guerra racial”.

El trágico suceso de Charleston abrió un debate en varios estados del sur del país sobre el uso en los edificios públicos de la bandera confederada, que fue adoptada como propia en la Guerra Civil por los estados secesionistas de la Confederación, favorables a la esclavitud, frente a los estados norteños de la Unión.

Los legisladores de Carolina del Sur discutirán el próximo 6 de julio un proyecto de ley que busca remover la bandera confederada del Capitolio.

Siete templos quemados

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, en tanto, investiga siete incendios en iglesias de comunidades afroestadounidenses ocurridos después del tiroteo del pasado 17 de junio en uno de estos templos en la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur.

El último se produjo anoche en la iglesia metodista africana Mount Zion de Greeleyville, una pequeña localidad a 120 kilómetros de Charleston, informaron las autoridades locales.

Se desconoce por el momento si este incendio fue provocado, pero ya se sabe que sí lo fueron al menos dos de los otros seis que se investigan.

La iglesia de Mount Zion de Greeleyville, como centenares de otras desde el primero de estos incendios con motivos racistas en 1822, ya ardió en 1995, cuando dos jóvenes blancos vinculados al Ku Klux Klan le prendieron.

Un año después, el entonces presidente Bill Clinton visitó la iglesia reconstruida e hizo un llamamiento desde allí a la nación a unirse contra el racismo.