nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Joven con Biblia en mano es asesinado al finalizar curso de discipulado

El sangriento ataque ocurrió luego que el infortunado salió de la iglesia Arca de Noé, adonde tenía más de dos años de congregarse.

  • Policial/Judicial    
  • 18 ago 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

HONDURAS, TEGUCIGALPA.- Con la Biblia entre sus manos y un diploma que recibió en la iglesia evangélica a la que asistía, al finalizar un curso de discipulado, murió un joven la tarde del día 15, en la calle principal de la colonia Flor 2 de Comayagüela.

El sangriento ataque ocurrió luego que el infortunado salió de la iglesia Arca de Noé, adonde tenía más de dos años de congregarse. En el trayecto a su casa lo esperaban unos delincuentes, quienes le dispararon varias veces hasta matarlo.

Según testigos, Sandoval Flores quedó con su Biblia y un diploma en las manos.

Familiares que llegaron a la escena del crimen identificaron al occiso como Melvin Leonel Sandoval Flores (27 años), con domicilio en el barrio El Pastel en la misma zona capitalina. En la escena del crimen quedaron unos 30 casquillos de bala calibre 9 milímetros que, supuestamente, fueron disparados con una ametralladora mini Uzi.

Honduras lidia con altos índice de criminalidad

Honduras registró entre enero y julio pasados 3.000 asesinatos, lo que representa una baja del 15,1 % con respecto al mismo lapso de 2014 y un promedio de 14,1 muertes al día, según un informe del Ministerio de Seguridad difundido hoy.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, en los primeros siete meses de 2015 murieron de forma violenta 534 personas menos (15,1 %) que las 3.534 del mismo lapso de 2014.

La media diaria de asesinatos en el país centroamericano durante el periodo estudiado fue de 14,1, menor al 16,6 del mismo lapso del año anterior, detalla el informe oficial.

Destaca, además, que Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importante de Honduras, son las que registran los índices más altos de homicidios, con 520 y 505 muertes violentas, respectivamente.

Un total de 5.891 asesinatos se contabilizaron en Honduras en 2014, por debajo de los 6.431 de 2013, según las cifras oficiales.

Honduras, un país con 8,5 millones de habitantes, cuenta con 14.000 agentes de la Policía Nacional y el presidente Juan Orlando Hernández ha puesto en marcha varias medidas para frenar la violencia en la nación, que incluye la creación de nuevas fuerzas de seguridad.

Las autoridades hondureñas atribuyen buena parte de los índices de criminalidad que afectan al país a grupos del narcotráfico, el crimen organizado y las pandillas.

Fuente: El Heraldo y La Tribuna