nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Madre endemoniada degolla a su bebé de tres meses

El concejal de Urbanismo de La Villa de Don Fadrique, Carlos Mendoza, dijo a la agencia EFE que la detenida había ido “a casa de su madre por las dos hijas”, pero “solamente se pudo llevar al bebé”, pues su madre le había impedido que se llevase a su otra hija, que tiene tres años.

  • Policial/Judicial    
  • 18 ago 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

ESPAÑA, TOLEDO.- Una mujer fue detenida por degollar a su bebé de tres meses en el altar de la capilla del cementerio de La Villa de Don Fadrique (Toledo) luego huyó hasta encerrarse en la iglesia del municipio, donde entró gritando que “tenía el demonio dentro”.

El concejal de Urbanismo de La Villa de Don Fadrique, Carlos Mendoza, dijo a la agencia EFE que la detenida había ido “a casa de su madre por las dos hijas”, pero “solamente se pudo llevar al bebé”, pues su madre le había impedido que se llevase a su otra hija, que tiene tres años.

Una vez con el bebé la mujer condujo su furgoneta hasta el cementerio, que se encuentra a un kilómetro de la localidad, para luego degollar al bebé en la capilla, según vio un empleado municipal, quien avisó a los encargados y a la Guardia Civil.

Una vez cometido los hechos, “ella se estaba dando golpes por todos los sitios, se autolesionaba”, dijo el concejal la Guardia Civil comenzó a perseguirla, así que al ver al párroco rezando entró a la iglesia afirmando que tenía el demonio dentro.

“Han venido patrullas de la Guardia Civil de todos sitios y la han detenido”, explicó Mendoza, quien ha dicho que la mujer “estaba haciendo mucha fuerza” porque “es corpulenta, muy grande y entre los dos guardia civiles no podían”.

El concejal ha explicado que la detenida “estaba en tratamiento psicológico y ha estado ingresada hace pocos días en el hospital” y ha apuntado que “en los últimos tiempos asistía mucho a misa”.

No obstante, ha dicho que en la localidad no esperaban que fuese a ocurrir “una cosa de esas” y ha apuntado que “ayer mismo estaba con su hija en un parque infantil”.

“Ha tenido que ser un arrebato muy fuerte”, ha lamentado el concejal, quien ha señalado que probablemente la detenida ha sido trasladada al Hospital de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), el más cercano a la localidad.

La mujer sufría depresión posparto y “hablaba cosas incoherentes” antes del crimen, según ha declarado su hijastro, quien agrega que “tenía la cabeza loca”. Stevenson, hijo del marido de la mujer detenida por acabar con la vida de su bebé, ha explicado que ella no se había recuperado de la depresión después del parto y que hacía cosas raras, como “encender velas negras”.

También ha explicado Televisión que el marido de la supuesta filicida y padre del bebé se encuentra “muy mal” en estos momentos. “No sé qué le ocurría, al parecer tenía depresión postparto y los médicos dijeron que era eso, pero al tiempo no se le pasó, y es como si tuviera un demonio en la cabeza”, ha contado.

Fuente: EFE