Muere mujer al ser lanzada al fuego por pastor que quería sacarle demonio

El pastor dijo que Trujillo García “estaba endemoniada” y que a través de una profecía Dios les había revelado que encendieran un “fueguito” para sanarla.

  • Policial/Judicial    
  • 1 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

MANAGUA, NICARAGUA. – El supuesto pastor Juan Gregorio Rocha Romero, acusado de lanzar a una mujer al fuego, aseguró que él sólo hizo caso a “una revelación divina” que le indicaba “purificarla para salvar su alma”.

El religioso afirmó que una mujer de su congregación le dijo que un hombre había hecho pecar a Vilma Trujillo (25) poniéndola “en contra de Dios”, por lo que él sabía que “estaba poseída por un demonio” y para expulsarlo debían realizar un ritual de “purificación”.

El pastor de la iglesia denominada “Asambleas de Dios” aseguró que la joven cayó al fuego “cuando el demonio salió de su cuerpo”, pero ellos justifican que ninguno de los presentes la aventó.

Vilma Trujillo fue amarrada, quemada y lanzada por un risco a la orilla de un río en la región del Caribe Norte y, tras encontrarla con vida y en coma, fue trasladada de emergencia al hospital. Trujillo falleció ayer, cinco días después del hecho, producto de las graves quemaduras que sufrió en el 80% de su cuerpo.

Tres hombres y dos mujeres permanecen detenidos en Managua por este caso y, según el abogado defensor de uno de ellos, esta acción es ilegal porque han transcurrido ocho días y no ha sido presentada ninguna acusación formal.

Diversos grupos defensores de Derechos Humanos han repudiado el crimen exigen al Estado nicaragüense la regulación de las iglesias y sectas religiosas en el país centroamericano.

“Es que Dios dijo que iba a sacar ese espíritu malo de ella y que pusiéramos fueguito ahí, porque ahí iba a ser expulsado el espíritu”, dijo Rocha Romero ante periodistas locales en Siuna, antes de que él y cuatro personas más fueran trasladados a Managua para ser procesados.

Los otros procesados corresponden a los nombres de Franklin Jarquín Hernández, Pedro Rocha Romero, Tomasa Rocha Romero y Eneyda del Socorro Orozco Téllez, todos integrantes de la iglesia Visión Celestial de las Asambleas de Dios, en la comunidad El Cortezal, Rosita, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN).

A pesar de que los acusados dice que ninguno tocó a Trujillo García,  la investigación realizada por la Policía Nacional indica lo contrario, y señala a los cinco mencionados anteriormente como los presuntos responsables de lanzar a la hoguera a la joven.

El pastor dijo que Trujillo García “estaba endemoniada” y que a través de una profecía Dios les había revelado que encendieran un “fueguito” para sanarla. Al preguntarle los periodistas que si ya había hecho una práctica similar a esta de quemar a gente, él respondió: “No, no, es que esto no es que íbamos a quemarla, hermano. Ella se suspendió y cayó en el fuego. Y cuando estábamos orando nosotros la miramos que estaba en llamas”.

Falsa revelación que llevó a la muerte

“Dios me ha hecho una revelación, que deben hacer una fogata en el patio de la iglesia y que un grupo de hermanos lleven a la enferma (Vilma) que la amarraran cerca del fuego y realicen una oración que el demonio se saldrá del cuerpo de la enferma y se lanzaría al fogón”, expresó Eneyda del Socorro Orozco Téllez durante su declaración indagatoria a la Policía.

Leña para la hoguera y advertencia de peligro

Según las investigaciones policiales, Tomasa Rocha orientó a los varones recoger leña y hacer la hoguera en la parte norte de la casa pastoral como lo dijo Eneyda. Supuestamente procedieron a encender el fuego Pedro Rocha Romero y Franklin Jarquín Hernández. El pastor –según el expediente policial– ordenó que un grupo de personas se quedara dentro de la iglesia y unos 12 en total incluyéndolo, salieran a orar junto a la hoguera de sanación.

Uno de los invitados a orar dijo que eso era peligroso y que no debían hacerlo por la salud física de la joven, sin embargo, el pastor insistió: “Es una orden del Señor quemar el cuerpo de la víctima y el espíritu maligno que está dentro de Vilma Trujillo García”.

La investigación indica que el pastor ordenó que cerraran sus ojos, levantaran las manos y elevaran una oración. “En ese momento los acusados procedieron a lanzar el cuerpo de la joven Vilma Trujillo al fuego, pero uno de los feligreses identificado como Miguel Ángel Zamora abrió los ojos y vio que la joven estaba acostada en la hoguera por lo que procedió a sacarla de la hoguera y los demás hermanos se molestaron y se retiraron de la oración de sanación que terminó en tragedia”, recoge el expediente policial.

El martes estaba previsto que se presentara la acusación en el Juzgado de Audiencias de Siuna, pero repentinamente los cinco detenidos fueron llevados en dos camionetas de la Policía Nacional y trasladados hacia Managua donde enfrentarán el proceso judicial.

Franklin Jarquín Hernández, otro de los detenidos, dijo que “el demonio que se había apoderado de la mujer era de adulterio. Ella cometió un error y ante Dios falló porque ella tenía su compañero de vida y cometió error con otro hombre y se estaba pasando por cristiana sometiéndose a ayuno y seguro Dios la castigó de esa manera y se endemonió, fue un espíritu que se impulsó en ella y cayó en fuego”.

No es pastor y tampoco de las Asambleas de Dios

Rafael Arista, superintendente de las Asambleas de Dios, aseguró que Juan Rocha, no es pastor y tampoco pertenece a la organización religiosa a como se ha manifestado.

Arista confirmó a Crónica TN8 de Nicaragua que no está en la base de datos de las Asambleas de Dios y no tiene credenciales de pastor.

“Que la población esté clara que no es pastor, nosotros no tenemos en nuestro registro de ministros a una persona que se llame Juan Rocha, los pastores de las Asambleas de Dios tenemos una credencial”, dijo Arista.

Explicó que conocieron del caso e investigaron de inmediato. “Nosotros no tenemos iglesias organizadas en ese lugar, ese lugar queda a 12 horas en caballo de Rosita, no tenemos iglesia organizada, entendiéndose que son aquellas que tienen un cuerpo de líderes junto a un pastor para administrar la iglesia”, recordó el líder religioso.

El Evangelio es vida no muerte

El pastor Omar Duarte, de la iglesia Ríos de Agua Viva en el Distrito VII de Managua, sostuvo que es un hecho abominable. “Repudiable, condenable, porque el evangelio no es muerte, es vida. Dice la Biblia que el ladrón, que es el diablo, fue el que vino a matar, a robar y destruir, Jesús ha venido para dar vida y vida en abundancia, nunca un verdadero pastor va a hacer lo que hizo este hombre”.

Manifestó que para el pueblo cristiano, creyente y fiel a Dios las armas para enfrentar a un demonio son otras.

“La manera bíblica es oración, ayuno y la palabra de Dios. Los demonios tiemblan, dice San Marcos 17, echarán fuera demonios, pero espiritualmente, con oración con ayuno, no con golpes”, compartió.

Foto: Juan Gregorio Rocha Romero, el falso pastor dando declaraciones al ser arrestado por la policía.

Fuente:  La Prensa de Nicaragua y Tn8