nav
Viernes 17 de Noviembre de 2017

Ladrón arrepentido devuelve carro robado y deja carta pidiendo perdón

El hombre que robó un carro en Paraná se arrepintió del crimen y devolvió las pertenencias a los dueños, junto con una carta donde pedía perdón.

  • Policial/Judicial    
  • 20 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

PARANÁ, BRASIL.- Un hombre que robó un carro en Guarapuava, Paraná, terminó lamentando el crimen y devolvió las pertenencias a los propietarios junto con una carta en la que se disculpaba. El vehículo que pertenece al técnico en informática Thiago Sene fue robado la noche del sábado (7), alrededor de las 20: 30 horas , cuando él entregaba un ordenador a un cliente. Él dejó el carro abierto y con la llave en la ignición. “Cuando miré ya no estaba allí”, le dijo al G1.

     

Thiago y su esposa, Cleiviane, acabaron encontrando el vehículo abandonado en el estacionamiento de una tienda, a unos dos kilómetros del lugar del robo. Se habían llevado las pertenencias que estaban dentro del vehículo, como una tableta, un aparato de DVD y una batería de celular.

Sin embargo, la pareja tuvo una sorpresa la madrugada del lunes, alrededor de la 1: 30 a.m., cuando Thiago recibió una llamada por cobrar. “La tomé y regresé. Se quedó unos 30 segundos sin hablar nada, pero después dijo: ‘Quiero pedir disculpas por lo que hice'”.

En cuanto a arreglar el error, el hombre avisó que había devuelto las pertenencias.

“Él dijo que lo había dejado donde el coche fue robado, detrás de un árbol, cerca de la puerta. “Desperté a mi esposa, fuimos y todo estaba allí mismo”.

La pareja se sorprendió aún más cuando encontró una carta junto con el paquete donde estaban las pertenencias que habían sido devueltas. Con una escritura a mano, el hombre pidió disculpas y contó sobre el momento difícil que estaba pasando.

“Vi que ustedes son evangélicos en la Metodista. Yo también lo era. Mi vida era tranquila. Yo tenía paz, tenía trabajo, tenía todo lo que necesitaba, pero me separé de Dios y mi vida se volvió de cabeza”, dijo el ladrón. “Comencé a beber, perdí a mi bebé, arruiné el carro, perdí mi empleo y mi mujer quiere dejarme. No justifico lo que hice, el mal que he causado a ustedes. Perdónenme. Voy a buscar a Dios”.

Thiago y Cleiviane se conmovieron con la historia del hombre y decidieron retirar la queja en la comisaría. “La carta que dejó para nosotros muestra que su carácter no es de un malandro. La gente cree en el arrepentimiento del ser humano. Él se arrepintió, de nuestra parte está perdonado”, dijo Cleiviane.

Ella afirma que tuvo la oportunidad de cambiar en la vida y cree que él también puede experimentar ese cambio. “Quiero dar esa fuerza a su familia, tanto espiritualmente como financieramente”, dijo Cleiviane.

[ Fuente:  G 1]