nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Con masiva concentración Humberto Lay cierra campaña en Lima

El presidenciable evangélico reiteró su compromiso de luchar frontalmente contra la corrupción y por la restauración de los valores ético-morales en el país.

  • Política    
  • 31 mar 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Con una concentración de más de 50 mil personas el candidato presidencial por el partido Restauración Nacional (RN), Humberto Lay, cerró este jueves su campaña electoral en Lima reiterando su compromiso de luchar frontalmente contra la corrupción y por la restauración de los valores ético-morales en el país.

“La corrupción es el origen de muchos males y si no la combatimos con decisión, continuará profundizándose la pobreza, pues no habrá recursos suficientes para afrontar los gastos de salud y educación ni para generar empleos y lo que es peor, minará la moral de los hombres y mujeres”, sostuvo el pastor Lay en el mitin celebrado en el Campo de Marte, en el barrio de Jesús María.

Para conducir esa lucha, agregó, se requieren líderes íntegros y honestos, estadistas con visión de futuro, personas que sean ejemplo de vida, que busquen el bienestar de las mayorías y el desarrollo del país.

Aunque las encuestas lo ubican en el sexto lugar (entre 18 candidatos) y con un porcentaje menor al de la valla electoral, del 4 por ciento del total de votantes, el pastor Lay dijo estar optimista por el respaldo que ha recibido de la población durante la campaña electoral y por haber transmitido con nitidez su mensaje de esperanza, de un futuro mejor para el país.

Lay, limeño de 72 años, arquitecto, es un influyente pastor de la Iglesia Bíblica Emmanuel y líder de la Fraternidad Internacional de Pastores Cristianos (FIPAC). Fue miembro de la Comisión de Iniciativas contra la Corrupción, durante el gobierno de transición del presidente Valentín Paniagua en el año 2000 y miembro de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, designado por el presidente Alejandro Toledo, para investigar la violencia política que azotó al país en las décadas del 80 y 90 del siglo pasado.

El próximo nueve de abril más de 16 millones de ciudadanos peruanos irán a las urnas para elegir al presidente o presidenta de la República, así como a 120 miembros del Congreso unicameral y cinco representantes al Parlamento Andino. En un caso sin precedentes en la historia política peruana, 18 partidos compiten en las elecciones presidenciales y 21 han acreditado sus candidatos para el Congreso y al Parlamento Andino.

El candidato presidencial de Restauración Nacional, partido de inspiración evangélica, lleva como compañeros de fórmula a los empresarios Máximo San Ramón y María Eugenia De la Puente y Uceda, ambos sin vinculación con iglesias evangélicas.

En el mitin multitudinario, que Lay calificó como uno de los más importantes de la historia política de Perú, el candidato insistió en la crisis de liderazgo que afecta al país. Hemos tenido gobernantes, pero no líderes; hemos tenido presidentes, pero no estadistas, subrayó.

Advirtió la urgencia de cambios que beneficien a las mayorías, pues cunde el resentimiento contra los políticos tradicionales y se generan condiciones para una explosión social. Perú necesita cambios, pero en un clima de paz, sin violencia; necesita reformas del Estado, justicia social y atención a las mayorías olvidadas, y RN puede conducir ese proceso, afirmó.

Al concluir su alocución, el pastor Lay dijo que a diferencia de otros candidatos no ofrece miles de puestos de trabajo, ni aumento salarial. “Yo prometo trabajar intensamente para que juntos llevemos al país a la prosperidad y al desarrollo, para la gloria de Dios y la felicidad de los peruanos”, declaró ante una masa enfervorizada.

alc