nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Votos evangélicos podrían hacer la diferencia en ajustada segunda vuelta en Perú

A escasos 10 días de las elecciones, no se conoce cuál será la tendencia que abrazarán los evangélicos, aunque algunas declaraciones del pastor Lay harían suponer que se inclinaría por el candidato Alan García.

  • Política    
  • 26 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los votos evangélicos que lograron sortear la valla electoral del cuatro por ciento y obtuvieron representacion congresal para el Partido Restauracion Nacional (PRN), que lidera el pastor Humberto Lay Sun, podrían hacer la diferencia en la segunda vuelta electoral del próximo 4 de junio, cuyos resultados se anuncian bastante ajustados.

Lay Sun se ha reunido con cada uno de los candidatos que contienden por la presidencia del país, Alan García, líder del social demócrata Partido Aprista, y Ollanta Humala, un militar en retiro que encabeza el partido nacionalista Unión por el Perú, de tendencia izquierdista.

Pero los evangélicos no han sido convocados por Lay Sun a votar por uno o por otro. Tras los alentadores resultados de la primera vuelta electoral del pasado 9 de abril, que los incluyeron directamente en la agenda política peruana por primera vez, el pastor Lay anunció que evaluaría si sus adeptos apoyarían a algún candidato en la segunda vuelta.

A escasos 10 días de las elecciones, no se conoce cuál será la tendencia que abrazarán los evangélicos, aunque algunas declaraciones del pastor Lay harían suponer que se inclinaría por el candidato Alan García, ex presidente peruano a quien la prensa local ha señalado como el “mal menor” comparándolo con Humala, a quien acusa de ser una amenaza para la democracia.

Un estudio del periodista Raúl Wienner distribuido por internet establece que 98 por ciento de los medios de comunicación local apoyan la candidatura aprista y están incrementando sus ataques contra la agrupación nacionalista. A los medios de comunicación se sumó esta semana el inculpado Vladimiro Montesinos, asesor del extraditable ex presidente Alberto Fujimori, que acusó a Humala de haber sido parte de la campaña reeleccionista de Fujimori en el año 2000.

Humala, que incursiona por primera vez en lides electorales y cuyo partido no alcanza el año de creación, resultó ganador de la primera vuelta electoral con un 30 por ciento de los votos válidos, triunfando en 18 de las 24 regiones del país, contra el 24 por ciento de Alan García, del Apra, una organización partidaria con más de 70 años de vigencia política y que gobernó durante el periodo 1985-1990.

Aun cuando las más importantes empresas encuestadoras han preferido dar a conocer investigaciones electorales de Lima, con un amplio margen favorable para Alan García, los sondeos nacionales indicarían estrechos márgenes de diferencia entre los dos candidatos; hecho incluso reconocido por dirigentes apristas.

alc