nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Evangélicos se lanzan a crear un partido político

La jerarquía evangélica del país avala la conformación de una agrupación política nacional (APN) de laicos protestantes, que buscará -en menos de cinco meses- consolidarse como partido político.

  • Política    
  • 29 ago 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

La jerarquía evangélica del país avala la conformación de una agrupación política nacional (APN) de laicos protestantes, que buscará -en menos de cinco meses- consolidarse como partido político. El objetivo es abanderar una plataforma enfocada a la solución de problemas sociales, “más allá la competencia por el poder”.

En un cónclave celebrado este fin de semana en Cuernavaca, Morelos, con la presencia de legisladores electos del PAN y PRD, centenares de líderes de iglesias evangélicas y de nuevos grupos y movimientos, los ministros acordaron participar como “elementos catalizadores de los políticos naturales” de la grey cristiana.

El apoderado legal de la Iglesia Nacional de los Presbiterianos, Abner López, precisó que su apoyo a la nueva fuerza electoral será “moral y espiritual”, pues la dirección del movimiento estará a cargo de grupos de laicos protestantes para no infringir la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. El también presidente de la Confederación Nacional de Cristianos y de la Sociedad Bíblica de México refirió que este movimiento surge de la necesidad de “repensar” una nueva nación socialmente incluyente y tolerante con los cultos religiosos y de contar con dirigentes “congruentes con la fe que profesan.

“Estamos generando cohesión en los cristianos interesados en desarrollarse como políticos. Somos catalizadores. En nuestros templos detectamos a esos líderes naturales, con características políticas, y ahora los vamos a apoyar”, dijo. Precisó que los líderes evangélicos seguirán absteniéndose de participar en política, porque esa no es su función, aunque sí buscarán que el nuevo partido tenga presencia nacional y pueda incidir “en las grandes decisiones de México”.

Indicó que el movimiento es inédito; sin embargo, dijo, es una experiencia que ha sido aplicada en otras naciones. Reiteró que los evangélicos mantienen su defensa de los postulados juaristas, como continuar con la separación Iglesia-Estado y la laicidad en la educación. El vocero de la naciente APN, Oscar Moha, precisó que Alfonso Farrera, presidente del Partido Unido por México, encabezará el equipo de trabajo del eventual partido, que celebrará su primera asamblea nacional en enero de 2007 para cubrir el requisito de registro ante el Instituto Federal Electoral.

“Luego del surgimiento del Partido Nueva Alianza y del apoyo que recibió de los maestros nos dimos cuenta lo fácil que es formar un partido, y lo vamos a lograr, porque en el país somos no menos de 15 millones de evangélicos, aunque el INEGI diga lo contrario”, sostuvo.

Agencia Orbita